2017-08-28

Comodidad, confort, tranquilidad, preparación profesional y formación del estatus social… estas cosas aseguran un buen estilo de vida en tiempos actuales. Pero nada es gratis, todo está basado en el dinero, compromiso y actividades obligadas para alcanzar todos los objetivos anteriores. Por lo tanto, el humano hoy en día reconoce el "estrés sin estrés" que hacerlas, significa. Al que se someten a diario, semanal y mensualmente. ¿Qué compromisos generan estrés o qué actividades son obligatorias para lograr un confort establecido?

 Pero antes recordemos este versiculo bíblico, notando que la biblia da a entender que estrés y tristeza, o tensión, preocupación, son literalmente lo mismo.

 La bendición del Señor es la que enriquece, y El no añade tristeza con ella. Proverbios 10:22

 - En el primer aspecto, podemos mencionar los compromisos. Los cuales son impuestos por la sociedad, cuando se deben celebrar los nacimientos, bodas, quince años y graduaciones, por todo lo alto… sin importar las ganancias que se obtengan al año y los gastos que duplican esas ganancias. Tu puedes tomar las decisiones que tú quieras, pero al final, lo que siembres eso cosecharas. Sí, es verdad que Dios a veces nos saca del problema, pero ¿No sería mejor vivir sin estrés y no meternos en problemas que no son necesarios? Mira lo que dice la biblia:

El que perturba su casa no hereda más que el viento, y el necio termina sirviendo al sabio. Proverbios 11:29

Miles de personas en el mundo caen en deudas solo para celebrar uniones y nacimientos que, al fin de cuentas, no son dedicados a honrar a los protagonistas, sino para darles un banquete gratis a los familiares y amigos. Existen varias opciones: hacerlo por costumbre, por llegar a un estatus social o por alardear ante los demás que lo que tiene y lo que no.

- El siguiente aspecto son los grandes pequeños gastos familiares y el hogar. Y dentro de él, debe existir el carro, como parte de la familia, como si fuese un miembro más entre los hermanos o hijos. Pero en la actualidad, para pertenecer a un estatus de comodidad y confort, se debe tener un carro adecuado a la época y al número de miembros que se tienen.

La biblia dice que no nos metamos en deudas si no es necesario, mira:

“No te comprometas por otros ni salgas fiador de deudas ajenas; porque si no tienes con qué pagar, te quitarán hasta la cama en que duermes”  Proverbios 22: 26-27

Y te voy a decir algo. Lloras lágrimas de sangre con algunas deudas cuando no tienes para pagar. No pidas préstamos a nadie, si te es posible, y menos a criminales.

 Por lo tanto, caer en deudas para adquirir el tipo y marca de carro adecuada, no debe importar en absoluto. Ahí entran las Tarjetas de créditos, las cuales, en esas circunstancias, funcionan más por los extra créditos que el monto normalizado. Ellas visten y crean la fachada perfecta. Eso sí: "Se debe ser responsable con el pago de las Tarjetas". Así siempre el banco confiará en los dueños y los préstamos aumenten. Cosa que le conviene a la entidad bancaria, expertos en esta lita maestra de actividades estresantes y obligatorias de la humanidad.

Pero aunado a esto, están las grandes compras. Las que parecen necesarias hacer. Para logar ese estatus obligatorio y estresante, es indispensable tener objetos de gran valor para entrar en ese mundo de alfombra roja, cuando ya se tienen las tarjetas en extra créditos y elevados intereses. A esto se le unen la ampliación y remodelación del hogar. Cosa que, si se distribuye bien el espacio o se mantienen los lugares ordenados, no hace falta hacer.

- El tercer aspecto es la utilización de lo Original. Todas las cosas que se deban comprar, están marcadas con un nombre que se publica en vallas, televisión, cine o cualquier forma de publicidad. Si la persona de "estrés sin estrés" desea ser vista como alguien de gran valor y adquisición monetaria, en la actualidad solo tiene que comprar algo de marca y las tiendas se encargan muy bien de ofrecerlo a cada paso que se dé y también llenan de frustración y culpabilidad a quien no compra objetos de “marca”.

- Y el último aspecto estresante del ser humano hoy en día, son los vicios. Unirse a las recurrentes bebidas alcohólicas o simplemente, tener un bar en casa para los invitados, es tan obligado como comprar una cama para dormir, eso no significa que el que tenga un bar sea un vicioso, pero no todos reaccionamos bien al alcohol. Unos pueden tomar una copa al año. Otros, después de una copa, no pueden parar de tomar los siguientes 365 días del año. Mira lo que dice la biblia sobre el vino:

El vino lleva a la insolencia, y la bebida embriagante al escándalo; ¡nadie bajo sus efectos se comporta sabiamente! Proverbios 20:1

El que ama el placer se quedará en la pobreza; el que ama el vino y los perfumes jamás será rico. Proverbios 21:17

No te fijes en lo rojo que es el vino, ni en cómo brilla en la copa, ni en la suavidad con que se desliza; Proverbios 23:31

Una botella de Whisky o de vino, pueden constar grandes cantidades de dólares y euros. Pero el que las compra para entrar en una sociedad única, siente que el gasto es lógico. Ganando días de estrés constante, mostrando al mundo todo lo contrario. Y lo único que tiene que decir es lo siguiente:

¡No puedo costearme eso! Así, acabarían todas las deudas, los problemas, vendría el éxito y la vida sería un poco más feliz.  Oh, pero viene el angelito del mal y te dice al oído: No hagas caso de estos locos, cómprate unas botellitas de vino, y si no hay dinero, para eso tienes la tarjeta de crédito.  Y el ciclo de estrés empieza de nuevo.