Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe

2016-05-12

Un estudio reciente refleja que la mayor parte de las contraseñas que usamos para acceder a los distintos servicios del mundo digital – correos electrónicos, afiliaciones de distintos tipos y ¡la banca en línea! -  son contraseñas débiles que nos pueden hacer víctimas de fraudes.

 

A continuación le damos algunos consejos para que elabore contraseñas más seguras:

 

1.       No repita contraseñas. Tenga una diferente para cada servicio.

Si alguna de sus contraseñas  fuera robada, mientras más servicios pueda el ladrón acceder a través de ella ¡mucho mejor para el ladrón! Tómese el trabajo de tener una para cada cuenta.

 

2.      Guárdelas en lugares seguros

Las personas suelen usar una contraseña por miedo a olvidarla. Anote cada nueva contraseña y manténgala en un lugar seguro.

 

3.      Elabore contraseñas complejas y largas

Contraseñas fáciles de deducir, como su fecha de cumpleaños, no califican como seguras. Escriba palabras, incluya números, símbolos, mayúsculas y minúsculas.

 

4.      Tenga opciones de recuperación

Dé los datos de recuperación a ese servicio al que está afiliado. La pregunta de seguridad, su teléfono o un correo alterno. Vale la pena seguir los consejos de seguridad del mismo servicio al que se está afiliando.


 

Te puede interesar:


-¡Nadie revise mi celular!

A Ricardo se lo cuentearon

Amor en línea: ¿Cómo conquistar a tu pareja?

Apaga la luz

La Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos archiva todos tus tweets

Changa su madre!