Tomando en ayunas este remedio durante una semana, sanarás enfermedades, te llenarás de energía y te sentirás de 25

Si se siente como si hubiera habido algún tipo de plaga matrimonial devoradora de hombres, y los pocos que sobrevivieron ya han sido rescatados, permítanme decirle: sé cómo se siente. 

La verdad es que esta plaga no es tan descabellada como podríamos esperar. Las tasas de matrimonio en los EE. UU., y me atrevo a afirmar que en el mundo, están realmente en su punto más bajo de todos los tiempos, y ninguna cantidad de conjeturas sobre el por qué o las aplicaciones de citas novedosas, han inspirado a dar el paso y comprometerse.   

Aquellos que rondan los veinte o treinta años tienen opciones sin precedentes para encontrar una pareja hoy día. Los sitios de citas en línea y las aplicaciones de citas permiten tener cada aliento algorítmico al alcance de la mano, y sin embargo, siguen haciendo clic, deslizando y fechando, insatisfechos y sin inspiración para decir: "Sí, quiero".   

Algunos creen que son todas estas elecciones que hacen que sea tan difícil elegir. 

¿Qué sucede si no son todas las opciones que nos paralizan, sino nuestras propias expectativas poco realistas de las citas? 

Es que vivimos en una sociedad donde se desea conseguir todo, incluso el amor, a la velocidad de la luz, olvidando que el amor es algo que se cultiva y la importancia de la paciencia cuando se trata de amor y romanticismo. Por esto, cuando el “amor apasionado” comienza a desaparecer, comenzamos a preocuparnos si esta persona es realmente la pareja adecuada para nosotros. Estamos tan concentrados y enfocados en alcanzar la meta que tenemos poca paciencia para las cosas más pequeñas y cotidianas que deben ser cultivadas para alcanzar el amor duradero.   

Esto no significa que debemos aferrarnos a aquello con lo que no tenemos química o mantener relaciones que son malas para nosotros. Pero sí significa que, cuando se agoten los mensajes de texto en exageración, las citas cada dos noches, e inevitablemente comencemos a ver algunas cosas que no son tan perfectas en nuestra pareja, cualquier esperanza de un amor duradero requiere que respondamos con paciencia y apertura a la posibilidad de decidir amar a esta persona más allá de la pasión del momento.   

 
Es bueno recordar que en tiempos pasados (y en algunos pocos lugares hoy día) se realiza todavía el matrimonio arreglado por los padres de las parejas, muchos de los cuales tuvieron éxito debido a que sus protagonistas decidieron ir más allá de la simple “pasión” tomando la decisión de amarse a pesar de las circunstancias bajo las cuales se unieron.   

Hoy en día tenemos más libertad de, conscientemente, dar los pasos de conocer a una persona sin vernos forzados a entablar una relación matrimonial obligada. La verdad es que el amor conyugal y el matrimonio requieren la aceptación de lo imperfecto, tanto de la imperfección del otro como de la suya propia.   

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus