2020-05-08


Los riesgos de tener múltiples parejas sexuales aumenta considerablemente la aparición de nuevas enfermedades. Las últimas investigaciones han sacado a la luz nuevas y cada vez más preocupantes enfermedades de transmisión sexual para aquellas personas que tienen más de una pareja. Quizás usted no se encuentre en una relación, pero está buscando satisfacer sus apetitos sexuales en encuentros casuales. Esto es muy normal hoy en día, pero también conlleva a una serie de peligros que debe tener en cuenta. Es de vital importancia que usted tome todas las precauciones necesarias al momento de tener relaciones sexuales y disfrutar de sexo seguro, como el uso del condón y el hacerse pruebas médicas regularmente para evitar los siguientes riesgos y enfermedades:


VIH: El VIH es el virus incurable que causa el SIDA. Este ataca el sistema inmunológico del cuerpo, causando finalmente que el cuerpo pierda la capacidad de protegerse contra las infecciones y el cáncer. La muerte es el resultado final, y generalmente se debe a una infección que el cuerpo es incapaz de combatir. Se estima que unos 33 millones de personas en la actualidad padecen esta enfermedad. Un estudio realizado por el Centro para la Prevención del SIDA encontró que aquellas personas que tienen múltiples parejas sexuales son más propensas a tener una infección por el VIH, superando el consumo de drogas.


Piojos en el vello púbico: estos piojos son similares a los que se pueden encontrar en sus cabellos. Estos se alimentan picando en la piel y succionando su sangre. Estos causan una gran picazón y un malestar generalizado. En muchas ocasiones el vello púbico deberá ser afeitado como parte del tratamiento para encontrar los piojos.


Sífilis: La sífilis comienza como una única úlcera en el área genital. Si se deja sin tratar, puede causar complicaciones catastróficas, como por ejemplo, una aneurisma de la aorta, ceguera y posibles daños cerebrales irreversibles.


Infecciones del tracto urinario: Infecciones del tracto urinario no están consideradas como una infección de transmisión sexual, pero son muy comunes en aquellas personas con múltiples parejas sexuales. Generalmente, los síntomas incluyen un ardor al orinar, así como un dolor en el recto en los hombres y dolor pélvico en las mujeres.


Chlamydia: La clamidia infecta a 50 millones de personas cada año en todo el mundo. Un  síntoma típico de la clamidia es un fuerte dolor al orinar. En ocasiones los hombres no sufren de ningún tipo de síntoma, por lo que no tratan la infección y esta puede llevar a complicaciones posteriores que agravarán la condición del paciente.


Herpes genital: El herpes causa úlceras dolorosas en los genitales. No existe una cura posible para el herpes y únicamente se puede tratar una erupción puntual, pero el paciente seguirá infectado durante el resto de su vida. Las llagas no tienen que estar presentes para que la infección se propague, así que es difícil saber si alguien está teniendo relaciones sexuales con alguien que sufra de herpes genital.


La gonorrea: La gonorrea es una infección de transmisión sexual. Suele causar síntomas más graves que otras enfermedades de transmisión sexual, especialmente, aquellos relacionados con el dolor abdominal, la fiebre o la sepsis (infección de la sangre). El mayor factor de riesgo para contraer gonorrea es tener sexo con múltiples parejas sexuales.



Te puede interesar: 

·        Adolescentes embarazadas

·        Enfermedades más comunes en los adultos casados

·        La sífilis

·        Las enfermedades venéreas más comunes en Jóvenes

·        El SIDA