Este bebé dice claramente: ¡El Rey está viniendo!

2018-03-23

Con la ayuda de estos ejercicios mentales ayudarás a tu hijo a mejorar su concentración. Esto es muy importante, pues la capacidad cerebral durante la infancia está en todo su esplendor, por tanto, tienes que aprovecharla.


Consejos para ejercitar la mente y aumentar la concentración en los niños


La gimnasia cerebral es necesaria para mejorar y aumentar la capacidad motora de tu niño, así como mejorar su capacidad lingüística y emocional. Estos ejercicios se pueden practicar en cualquier lugar y momento.  A su vez te podrán ayudar con los problemas de dislexia, hiperactividad o el desesperante déficit de atención. 

¿A quién se le ocurrió esto de "gimnasia cerebral"?

Su creador, el educador Paul Dennison, en su Centro de Aprendizaje en California fundó el concepto de kinesiologia educativa. Este novedoso método consiste en integrar los hemisferios cerebrales que, por lo general, se bloquean durante el aprendizaje, pues solo se trabaja con un solo hemisferio. Estos ejercicios logran el equilibrio.

Ejercicios y juegos mentales para mejorar el aprendizaje y la concentración de tu niño:

Antes de darte estos ejercicios y juegos “cerebrales”, debemos entender un par de cosas: Los niños son curiosos por naturaleza y tienen una energía inigualable. La razón principal por la que enfrentan estos problemas de concentración es porque están conectados de manera diferente. Es decir, cuando la tarea que se les da no es divertida, ellos se aburren y cambian rápidamente su atención hacia algo más interesante. A diferencia de nosotros los adultos, pues tenemos que completar las tareas, nos guste o no.

¡Ok! Ahora te mostraremos algunas de las maneras que existen para mejorar la concentración de su hijo de forma rápida y fácil. 

-Autocontrol: Aprende a tener control de ti mismo

1. Haz que el niño dibuje el número 8

Con su mano no dominante, pídele a tu niño o niña que dibuje un 8. Puede hacerlo sobre un pedazo de papel o un una pizarra. Con un lápiz o pedazo de tiza o con sus dedos en el aire, al dibujar, estimularás el hemisferio creativo, además de que se activarán los músculos de esa mano que no domina.

2. Los juegos se pueden usar de manera efectiva para generar concentración.

Los niños aprenden jugando, por lo que es una excelente idea que intentes actividades divertidas. Los dispositivos inteligentes se han vuelto más que una moda, un objeto del cual los niños y los adultos no se pueden separar. Aunque muchas aplicaciones están diseñadas para mejorar la concentración, trate de alejarlos lo más que pueda de estos dispositivos y en cambio permitirle que juegue con los juguetes convencionales.

Las investigaciones han demostrado que estos artilugios en realidad reducen la capacidad de atención de los niños, por lo que deben usarse con moderación o no utilizarse en absoluto.

3. Rodillas y codos cruzados

Este ejercicio sirve para activar los dos hemisferios a la vez. Para hacerlo, dile a tu niño o niña que, estando de pie trate de tocar su rodilla derecha con el codo izquierdo y viceversa. Dile que debe ir alternando repetidamente. 

Aunque este ejercicio parezca una gimnasia física normal, en verdad ayuda a quitarles un poco de energía a los chicos. Así que, es altamente recomendable para que ganen concentración.

4.Juegos de reflexión

Este tipo de juegos puede entrenar y fortalecer la capacidad de un niño para concentrarse, ya que se requiere pensar, planificar y usar la memoria. Es decir, los crucigramas, rompecabezas y los juegos de cartas como "Memory", "Uno" o el ajedrez realmente son buenos para mejorar la atención de palabras, números e imágenes. Por otro lado, los rompecabezas también mejoran la atención y aumentan la concentración.

 


5. Jugando con las formas

Esta actividad es divertida. Pídele a tu niño que agarre un lápiz en cada mano. Ahora pídele que dibuje un triángulo con la mano derecha y un círculo con la mano izquierda. hazlo junto con tus niños, ¡es divertido!

Este es un ejercicio de disociación que afianza las conexiones neuronales. Cada mano debe lograr hacer la figura. Déjalo que lo intente las veces que sea necesario.

6. índice y meñique

Este es otro ejercicio interesante y divertido. Es un juego familiar. Mira cómo se hace:
Con el puño cerrado de la mano derecha, el pequeño debe tratar de levantar el dedo meñique. Pero al mismo tiempo, el puño cerrado de la mano izquierda debe levantar el dedo índice.
Ahora cuando el adulto dice ¡cambio!, el niño debe alternar el movimiento e invertirlo. Este es un desafío que colabora con la motricidad y mejora la concentración.

7. Haz que sigan secuencias

Existe un fuerte vínculo entre la secuencia y la concentración. Puedes pedirle que te ayude a cocinar siguiendo una receta; poner la mesa, poner las cosas en orden alfabético... todas estas son actividades muy buenas para los niños con dificultad para concentrarse.

8. Toques sobre su cabeza y círculos en la barriguita

Este es un poco complejo. El niño debe, con una mano, darse pequeños toques sobre la cabeza, mientras con la otra mano va haciendo círculos sobre la barriga. Este ejercicio es genial para poner en marcha su cerebro para recibir nuevos conocimientos, por lo que es recomendable hacerlo antes de irse a la escuela.

 Recién nacido operado a corazón ABIERTO nos da a TODOS una lección de FORTALEZA

9. Simplemente siéntese

Este juego consiste en desafiar a su hijo a sentarse en una silla sin moverse. El niño debe estar quieto todo lo que pueda. 
Otro juego de concentración en esta categoría es la famosa "Estatua". A través del juego repetitivo, el cerebro del niño es "ejercitado" y desafiado, lo que fortalece las conexiones mente-cuerpo y mejora el enfoque.