Oración Diaria Agradecimiento Y Petición Por Sanidad

2024-05-07

Una persona padece bulimia cuando comienza a tener trastornos en su alimentación. Es decir, comienza a tener "atracones" de comida para luego inducirse el vómito o recurrir al uso de laxantes y o diuréticos para deshacerse de todo lo que comió.

A corto plazo, la persona piensa que solo está experimentando pérdida de peso, piensa que tiene todo bajo control. Pero los efectos secundarios de la bulimia a largo plazo pueden tener consecuencias muy graves, que incluye la muerte.

Riesgos de la bulimia para la salud:

Pérdida de peso relacionada con la bulimia

Los enfermos de bulimia pueden utilizar muchas técnicas para perder peso. Después de un atracón, pueden provocarse el vómito o abusar de laxantes, suplementos para adelgazar, diuréticos o enemas.

Por otro lado, el ayuno, las dietas o el exceso de ejercicio pueden ayudar a perder peso. Dietas poco saludables. Las personas que hacen dieta corren el riesgo de sufrir trastornos alimentarios. Los bulímicos a veces restringen drásticamente las calorías entre atracones, lo que puede hacer que vuelvan a darse un atracón y se purguen.

Otros factores como el estrés, la mala imagen corporal, la comida y el aburrimiento también provocan atracones.

Daños importantes en dientes y encías

Esta afección afecta más a la cavidad bucal. La desnutrición y la acidez excesiva de los vómitos destruyen los dientes de forma irreversible. Los vómitos autoinducidos pueden causar irritación esofágica, erosión del esmalte dental e hipertrofia de la glándula parótida.

Una persona con bulimia desarrolla problemas en la boca, como caries, las encías se enferman y la persona pierde la sensibilidad a los alimentos calientes y fríos.

Problemas de corazón

Los vómitos reducen el potasio sanguíneo, alterando el ritmo cardíaco. Grandes dosis de jarabe de ipecacuana para inducir el vómito pueden provocar alteraciones del ritmo cardiaco y muerte rápida. Los atracones y las purgas pueden provocar roturas de estómago o desgarros de la pared esofágica potencialmente mortales.

Dentro de los devastadores efectos de la bulimia están, sin duda, los problemas del corazón. Asimismo, los latidos del corazón de una persona con bulimia podrían ser irregulares. También el pulso y la presión arterial podría verse afectada negativamente. Tristemente, la persona afectada podría desarrollar debilidad en el miocardio o insuficiencia cardiaca.

Otro efecto secundario son los problemas con los líquidos y electrolitos, tales como deshidratación y niveles bajos de potasio, magnesio y sodio.

También los problemas intestinales, como estreñimiento, evacuaciones irregulares, hinchazón, diarrea y calambres abdominales son efectos colaterales de la bulimia.

La salud mental se puede ver muy afectada

En cuanto a los problemas de salud mental, como la depresión, el miedo a subir de peso, ansiedad, mareo, vergüenza y baja autoestima

Sin lugar a dudas, la bulimia puede empeorar el estado de ánimo. La culpa y la fijación por el peso pueden provocar depresión y pensamientos suicidas. La bulimia puede matar física y mentalmente. Sigue siendo uno de los trastornos alimentarios más frecuentes, sobre todo entre los jóvenes, a pesar de que cada vez se conocen mejor sus consecuencias en el organismo

Otros problemas o efectos de la bulimia son

  • Periodo menstrual irregular o ausente
  • Anemia
  • Abrasión de los nudillos
  • Hinchazón o dolor en las mejillas
  • Piel seca
  • Fatiga muscular
  • Vómito con sangre

Asimismo, la garganta y el esófago se irritan y les ocasiona un fuerte dolor. En cuanto al estómago, la persona puede desarrollar úlceras y fuertes dolores estomacales y problemas para vaciar el estómago. Artículos relacionados:

Close Ad