Mira la increíble recuperación de Hope, el niño nigeriano abandonado por sus padres por 'brujo' (página 2)

2018-04-12

Como sobreviviente de cáncer, debe estar listo para seguir adelante con su nueva vida después del cáncer. Sin embargo, los efectos secundarios, ya sea debido a la enfermedad per se o a los métodos agresivos de  tratamiento, pueden interferir con su calidad de vida.   

Algunos pueden ser temporales, y otros pueden durar toda la vida. Estos son algunos de los efectos secundarios comunes que enfrentan los sobrevivientes de cáncer.  

Fatiga.   

La fatiga es la queja más común de los sobrevivientes de cáncer. La fatiga relacionada con el cáncer puede ser leve o grave, temporal o de larga duración, pero hay formas de sentirse menos cansado y con más energía como implementando una rutina de ejercicios regularmente, limitando el tiempo de las siestas y evitando los estimulantes como el alcohol, nicotina, cafeína y chocolate en las noches. 

 
Recurrencia del cáncer o cánceres secundarios.   

Todos los sobrevivientes de cáncer viven con la posibilidad de que su cáncer regrese o se disemine (metástasis). Algunos también pueden desarrollar cánceres secundarios.   

Los exámenes de seguimiento regulares, los exámenes de detección de cáncer y ciertos síntomas pueden ayudar a detectar cánceres nuevos o diseminados lo más temprano posible.   

Problemas dentales y orales.   

Los tratamientos de quimioterapia y radiación, especialmente en el área de la cabeza y el cuello, pueden aumentar el riesgo de problemas dentales a largo plazo. Estos pueden incluir daño al esmalte dental, enfermedad de las encías, caries o pérdida de dientes.   

Las úlceras bucales pueden ser dolorosas y dificultarle comer, hablar y tragar. La xerostomía (boca seca) es común en los sobrevivientes de cáncer de cabeza y cuello debido a que las glándulas salivales son susceptibles al daño por radiación.   

Diabetes.  

Los medicamentos esteroides utilizados para tratar ciertos cánceres pueden aumentar los niveles de glucosa en sangre en algunos pacientes que no tienen diabetes. Aunque no está claro si estos pacientes desarrollarán diabetes, corren un mayor riesgo debido a que sus niveles de glucosa pueden permanecer elevados después de que finaliza el tratamiento.  

Cambios Endocrinos.  

Algunos tratamientos contra el cáncer eliminan el estrógeno y la testosterona del cuerpo para evitar que el tumor crezca. Estos tratamientos, conocidos como terapia de ablación hormonal, se usan con mayor frecuencia en pacientes con cáncer de próstata y cáncer de mama, que pueden experimentar efectos secundarios como: 

  • Disminución del deseo sexual 
  • Pérdida de memoria 
  • Anemia 
  • Disminución de la masa muscular 
  • Depresión 
  • Aumento de peso 
  • Pérdida de vello corporal  

  
Hipotiroidismo.   

Los sobrevivientes de cáncer de cabeza y cuello que fueron tratados con radioterapia a menudo sufren de hipotiroidismo, que ocurre cuando la tiroides dañada no produce suficientes hormonas.   

Los síntomas incluyen aumento de peso, estreñimiento, piel seca y sensibilidad al frío. Los medicamentos para la tiroides pueden controlar estos efectos secundarios.    

Incontinencia.  

La incontinencia es la incapacidad de controlar la evacuación urinaria y los movimientos intestinales. La extirpación de la próstata o la vejiga aumenta la posibilidad de incontinencia urinaria.   

El tratamiento del cáncer de colon, anal y rectal puede dificultar el control de los intestinos (incontinencia fecal).   

La cirugía correctiva para reparar o reemplazar el esfínter anal puede aliviar la incontinencia fecal. Ejercicios simples para fortalecer los músculos en el piso pélvico también pueden ayudar a recuperar el control sobre las deposiciones.   

Esterilidad.   

La radiación en el área abdominal puede causar infertilidad en ambos sexos. Ciertos medicamentos de quimioterapia pueden dañar permanentemente los ovarios en las mujeres o los testículos en los hombres.   

La cirugía abdominal para varios tipos de cáncer (particularmente cáncer de próstata, vejiga, ovario y útero) aumenta el riesgo de infertilidad tanto en hombres como en mujeres.   

Más: Efectos secundarios de la quimio y radioterapia

Más: Efectos secundarios del Omeprazol

Más: Efectos secundarios del DIU (Dispostivo IntraUterino)

Problemas de aprendizaje y memoria.   

Muchos pacientes con cáncer tienen problemas de aprendizaje y memoria durante o inmediatamente después del tratamiento con ciertos medicamentos de quimioterapia, una afección conocida como "quimiocerebro".   

Se pueden usar estrategias para minimizar los efectos del quimiocerebro, como ejercitarse, ayudas para memorizar como las notas o agendas, dormir bien e intentar estresarse lo menos posible.   

Linfedema.   

La linfedema ocurre cuando los ganglios linfáticos se dañan por radiación o se extirpan quirúrgicamente. Esto ocurre con mayor frecuencia en los brazos y piernas. El líquido linfático se acumula en el tejido, causando inflamación dolorosa, hinchazón y movimiento limitado.   

 
Hay varios pasos que puede seguir para ayudar a prevenir la linfedema.    

  • Evite lesiones en el brazo o la pierna, ya que incluso una pequeña infección puede desencadenar  linfedema. 
  • Mantenga un estilo de vida activo y un peso saludable. 
  • Llame a su médico de inmediato si tiene fiebre, enrojecimiento, sensibilidad o calor en el brazo o la pierna. Estos pueden ser los primeros signos de linfedema. 
  • No mueva ni transporte objetos muy pesados. 
  • No use saunas. 
  • Revise su mano y su brazo diariamente para detectar signos de linfedema o pequeñas lesiones que podrían provocar esta afección.    

Neuropatía.   

La neuropatía es una sensación de hormigueo o ardor en las manos y los pies debido a daños en los nervios que puede ser causada por radiación, cirugía o quimioterapias que contienen taxanos, platino, vincristina y talidomida.   

Osteoporosis.   

La pérdida ósea es un efecto secundario común para los sobrevivientes de linfoma, leucemia, cáncer de mama y próstata. La osteoporosis puede ser causada por el cáncer en sí, los medicamentos de tipo cortisona, la menopausia inducida por el tratamiento, las células cancerosas en la médula ósea y los tratamientos que afectan los niveles de testosterona.    

Dolor.   

El dolor puede persistir durante años después del tratamiento del cáncer, afectando gravemente la calidad de vida. La gestión del dolor crónico en los sobrevivientes de cáncer puede requerir una combinación de medicamentos, fisioterapia, grupos de apoyo y/o terapias complementarias.   

Disfunción sexual.   

Muchos pacientes con cáncer experimentan efectos secundarios sexuales, particularmente aquellos con tumores en los órganos reproductivos. La disfunción eréctil puede ocurrir en los hombres, y las mujeres pueden sufrir de menopausia repentina o sequedad vaginal.  
Daño de órganos.   

Ciertos tipos de tratamiento contra el cáncer, especialmente los medicamentos de quimioterapia, pueden envejecer o dañar los órganos principales, lo que puede ocasionar problemas de salud a largo plazo que aparecen a medida que se envejece o se presentan otros problemas de salud. Estos son algunos a continuación.   

Insuficiencia cardíaca.   

los síntomas incluyen dificultad para respirar, sensación de debilidad y cansancio después de una actividad regular o en reposo, malestar en el pecho o sensación de latido rápido del corazón.   

Daño en los pulmones y las vías respiratorias.   

Algunos antibióticos, medicamentos de quimioterapia o tipos de bioterapias pueden dañar los tejidos de los pulmones y los bronquios. Los síntomas comunes de daño pulmonar incluyen problemas respiratorios, tos o neumonía.   

Daño hepático.   

Los síntomas pueden incluir orina oscura, heces pálidas, coloración amarillenta de los ojos o la piel, hinchazón o dolor abdominal, síntomas parecidos a la gripe o fatiga severa.   

Algunos medicamentos de quimioterapia requieren análisis de sangre periódicos para controlar la función hepática.   

Riñones.   

Los síntomas de daño renal incluyen disminución del flujo de orina, irritación de la vejiga, sangre en la orina o sensación de ardor al orinar.   

A pesar de los múltiples efectos secundarios, no necesariamente presentará todos y cada uno de ellos si usted ha sido tratado o diagnosticado con algún tipo de cáncer; estos muchas veces son propios de algún cáncer en específico y, lo más importante es considerar riesgo beneficio sobre la afección primaria.   

Muchas de estas condiciones, sin embargo, pueden mejorarse con medicamentos o a través de cambios sutiles en el estilo de vida.