10 efectivos consejos de cómo conquistar a un hombre

2016-09-23
¿Qué es ecolalia y qué puedes hacer al respecto? No te pierdas el video al final de este articulo.

Mucho se ha hablado sobre la ecolalia. En las conferencias, por ejemplo, se dedica la mayor parte del tiempo a describir los aspectos de identificación o evaluación del tema, y luego, solo le dedican unos cinco minutos a las recomendaciones para su intervención. Esto causa gran irritación en padres y educadores, quienes aún siguen preguntándose, "¿qué debo hacer al respecto?".

¿Qué es la ecolalia?

La ecolalia es el término utilizado para describir cuando un niño repite o imita lo que otra persona ha dicho. Por ejemplo, si se le pregunta al niño "¿Quieres un helado?", El niño dice "helado" en lugar de "sí". También hay un tipo de ecolalia llamado "ecolalia retardada", que es cuando el niño repite algo que ha oído antes. Por ejemplo, un niño puede repetir una frase de una película favorita a pesar de que no está viendo esa película en ese momento.

¿Es la ecolalia normal?

En pocas palabras: a veces.

Ecolalia o repetir lo que se escucha es una parte normal del desarrollo del lenguaje. Los niños que están aprendiendo a hablar recurren constantemente a la ecolalia. 

Por ejemplo, si le dice a su hijo de 1 año de edad, "¿Quieres un baño (o realizar una de sus actividades favoritas)?", dirá constantemente "baa", pues todavía está trabajando en las consonantes finales. El niño no dice "sí", sin embargo, él sólo repite la última palabra de la pregunta. 


Los niños aprenden a usar el lenguaje mediante la repetición de lo que oyen a su alrededor. Luego, a medida que aumentan sus habilidades lingüísticas. Empiezan a hacer sus propias expresiones cada vez que escuchan la palabra que usted le diga, la repetirán.

imagenes ecolalia

No obstante, en algunos niños, esta etapa de la ecolalia va más allá.


Algunos niños sólo repiten lo que usted ha dicho y muy raras veces llegan a expresar sus propios pensamientos o frases, como el caso que les expliqué más arriba en el que el niño o niña repite el guion de alguna película sin importar que no la esté viendo en ese momento. Este tipo de ecolalia no es parte del desarrollo normal y podría indicar que el niño está teniendo problemas para aprender a usar el lenguaje.

¿Hasta qué edad es normal la ecolalia en un niño, cuándo debería parar?



Los niños entre las edades de 1-2 años hacen eco, imitan mucho. Esa es la forma en que están aprendiendo. Sin embargo, a los dos años debería comenzar a usar sus propias expresiones. Usted podría ver que el niño le sigue imitando o utilizando la ecolalia, cuando usted hace una pregunta compleja o cuando le estás dando instrucciones, también observará que debe utilizar una gran cantidad de sus propios enunciados. A los 2 años de edad, no debería estar solamente utilizando la ecolalia al hablar.


A los tres años de edad, ya debería ver casos de ecolalia mucho menos. A los 3 años de edad deben estar creando sus propias frases sencillas para comunicarse con el mundo que les rodea. Es posible que aún vea un poco de ecolalia aquí y allí, pero el habla del niño debe ser predominantemente de sus propios pensamientos.

Ahora bien, en el caso de ecolalia retardada (por ejemplo, citando las películas o programas de televisión) es posible que escuche a su hijo o hija repetir líneas de alguna película o programa de televisión porque está jugando a ser actor y está ensayando algunas escenas que le gustan. ¡Está bien! Sin embargo, si su niño parece estar atascado en una escena o una cita y lo repite una y otra vez, puede haber un problema aquí.

Ahora, obviamente, no hay nada malo, por ejemplo, hay una gran cantidad de niñas cantando "Let It Go" de la película Frozen... yo no diría que tienen un problema de lenguaje, pues la canción es pegadiza. Pero si un niño siempre está citando o repitiendo un guion o si el niño no utiliza otro lenguaje para comunicarse, aparte de estas secuencias de comandos, entonces puede haber un problema de lenguaje subyacente.

los ninos repiten

¿Hay tratamiento para la ecolalia?

El tratamiento para la ecolalia no es tan fácil como parece. Esto se debe a que la ecolalia puede servir para diferentes propósitos. Así que con el fin de tratar la ecolalia correctamente, lo que necesita saber es por qué el niño está repitiendo lo que escucha. Si es porque no conoce el idioma, se le tratará de manera diferente, si es porque le resulta relajante repetir frases de películas favoritas, se le tratará de otra manera.

Por esta razón, le recomiendo que la ecolalia sea tratada por un patólogo del habla y del lenguaje autorizado que pueda desentrañar exactamente por qué se está utilizando la ecolalia en cada caso específico. Dicho esto, aquí les dejamos algunas estrategias que le ayudarán a reducir el uso de la ecolalia de un niño, ya sea en terapia o en combinación con esta.
Importante: La ecolalia también puede ser resultado de la pobreza del lenguaje

La razón más común que veo a los niños que utilizan la ecolalia se debe a que no tienen capacidad suficiente del idioma para saber qué decir. 

Esta es la misma razón por la que un niño de 1 año de edad usa la ecolalia, pues no sabe lo que debe decir, por lo que repite. Esto no es un problema para un bebé de 1 año de edad, pues todavía es apropiado para él en esa etapa de desarrollo. Pero si usted tiene un niño mayor que está utilizando la ecolalia, es posible que necesite un poco de terapia para aumentar sus habilidades lingüísticas.

La clave para tratar la ecolalia es modelar cada palabra, frase u oración en la manera en que nuestro pequeño  amigo ecolálico debe decirlo. Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿verdad? Esto puede ser difícil, incluso para los padres. 

Inicialmente, esto significa que tiene que dejar de pedirle al niño haciendo preguntas y dando tantas direcciones. Es decir, empiece por modelar más solicitudes, etiquetas y comentarios. Es necesario decir las cosas exactamente como usted quiere que su niño la diga, así aprende repitiendo exactamente lo que usted ha dicho.

Algunos padres y profesionales se resisten a este consejo diciendo: "Tiene que aprender de la manera correcta." Bueno, eso es malo, al menos por ahora. Los padres no deben mirar a la ecolalia como algo bueno o malo; simplemente como es. Esta es la forma en que aprende. Esto es lo que tenemos que trabajar. Por lo tanto, tenemos que aprender a utilizar esta habilidad de imitación a conveniencia.

esto es la ecolalia

Los ejemplos más específicos

1. Modelo lenguaje desde el punto de vista de su hijo.

Modelar el tipo de palabras y frases que en realidad pueda imitar y entender. Por ejemplo, la narrar un juego a un niño con ecolalia es excelente, ya que es probable que ensaye esto, incluso cuando juega de forma independiente.

Asegúrese de proporcionar palabras (incluso las que preferiría no decir) para las actividades en lugar de lo que probablemente diría normalmente. Por ejemplo, si él está tratando de rechazar una actividad, ejemplo: "No" o "No me gusta". Si un hermano o compañero le quita un juguete, enséñele a decir, "alto" o "mío". 

Muchos padres no les gusta la idea de enseñarles a sus hijos estas cosas porque la ven como desagradables, palabras descorteses; pero es preferible escuchar una palabra en lugar de un grito de un niño que ha sido mordido o golpeado, y todo porque no hemos podido enseñarle una respuesta adecuada.


2. No le diga a su hijo "¿Quieres ...?" 

No inicie sus peticiones diciendo: "¿Quieres ...?", en su lugar diga, por ejemplo: si va a alcanzar un objeto, diga el nombre del artículo, "Quieres el ________." Si ya tu hijo te está prestando atención, utiliza su nombre cuando se lo entregues, "_____ quiere el _________".


Una cosa que puede hacer es responder a una pregunta como esta, literalmente, diciendo: "No, Carmen (tu nombre) no quiere el _________, pero _____ (nombre del niño) sí." A continuación el modelo: "Quiero ________." Espera hasta que repita esta frase antes de darle el artículo.

Una vez que el lenguaje de un niño se ha vuelto más avanzado, haga la pregunta, pero ofreciendo la respuesta al final. "¿Quieres un helado, sí o no?" Una vez más, sí / no forma parte de la respuesta a la pregunta.

Cuando se ofrezcan opciones, "¿Deseas _____ o _______?" Si su hijo va a tomar uno, de nuevo modele el nombre de los objetos y retenga hasta que lo repita.

Un experto sugirió el uso de un formato “rellena el espacio en blanco”. Ofrecer las opciones mediante el modelado de las palabras en un tono de declaración de la voz (no un tono interrogativo) y luego agrega: "(Nombre del niño) quiere ..." Espera a que se complete la frase, y después dele el objeto.

3- Cuando estés leyendo libros, lo cual a menudo es la actividad preferida de un niño porque les gusta la información visual, repetitiva y predecible. Seleccione y etiquete las imágenes usando palabras sueltas en un primer momento, y luego breves comentarios descriptivos para mejorar sus habilidades de comprensión. Si el niño no nombra las imágenes a medida que los está nombrando, tome su dedo y haga una pausa para darle la oportunidad de hacer "eco" de lo que le ha enseñado previamente. 

Muchos expertos recomiendan la no sobre-utilización de libros y fotos en un principio. Asegúrese de jugar con juguetes la MAYOR PARTE DEL TIEMPO, ya que los niños, por lo general, necesitan más ayuda para aprender a usar el lenguaje durante las actividades diarias. La lectura de libros, mirar tarjetas y nombrar imágenes de vídeos no son habilidades funcionales o útiles cuando el niño está en la cocina y no puede encontrar la manera de decirle que tiene sed o quiere leche.


articulo sobre ecolalia

4. Tenga cuidado de cómo responder a las solicitudes. 


Si usted está diciendo, "Está bien", habitualmente después de una petición, su hijo puede también incorporar esto en su guión diciendo algo como: "¿te ayudo? De acuerdo". Para evitar esto, o bien realizar la solicitud sin una respuesta verbal, modifique lo que se dice de manera que él no esté "fijo" a un patrón particular.

5. Evite el uso del elogio como "Buen trabajo ______" o "Bien dicho __________" con el nombre del niño, ya que a menudo imitará esto. Trate, en cambio, de usar un montón de abrazos, sonrisas y muestre mucha alegría o un "¡Sí!" para reemplazar este hábito. Suena menos anormal que cuando felicitamos a un niño con aplausos.

6. Evite saludar o despedirse usando el nombre del niño, ya que siempre repetirá la manera en que lo ha dicho en lugar de utilizar su nombre. Utilice simplemente, "Hola" y "Adiós". También puede probar otras despedidas, tales como "¡Hasta luego!" O "bye", ya que está bien si un niño hace eco de estos.

Varias fuentes recomiendan el uso de una indicación verbal, como llamar el nombre del niño primero o darle un ligero toque, y luego usar el saludo de bienvenida o de cierre.

7. No haga preguntas como "¿Necesitas ayuda?" O "¿Te gustaría tener?" El modelo a seguir es qué debe decirle a su hijo antes y mientras está haciendo lo que necesita. Intenta, "Ayuda", o "Abrázame". Su hijo también puede imitar su patrón de voz. 

8. Cuando note que su hijo está haciendo eco, vea esto como una oportunidad para enseñarle lo que necesita saber. Modelar la forma en que debería de decirlo.

9. A veces la ecolalia es la respuesta de un niño cuando su sistema está sobre estimulado. Los niños que están cansados, hambrientos, con miedo, enfermos, muy aburridos o abrumados a menudo caen en la ecolalia como una forma de auto-calmarse. Analizar la situación y ver qué tipo de apoyo puede proporcionarles antes de empezar a buscar formas de eliminar la ecolalia.

Para terminar, permítame recordarle nuevamente el lado bueno de la ecolalia. ¡Su hijo o hija está hablando! ¡Está tratando! Está trabajando en aprender a comunicarse. 

Puede ser frustrante para usted, aunque sea por un largo tiempo, pero recuerde que es mejor que la alternativa de estar en silencio y no mostrar ninguna evidencia de aprendizaje del idioma. 

Las cualidades positivas de la ecolalia es que se pueden desarrollar gran capacidad de memoria y el aprendizaje de patrones predecibles; los cuales pueden y deben ser utilizados para ayudar a su hijo a aprender a comunicarse.

Esperamos que estos consejos le sean útiles para mejorar la comunicación de su hijo o hija. Si tiene alguna otra técnica o truco que aportar, opine.

Visite nuestra pagina de consejos familiares