2020-10-03

¿En verdad Dios tiene emociones? Este es realmente un tema complicado, pero trataré de responder a esta interesante pregunta.

Para responder con certeza a esta pregunta debemos comprender qué son las emociones y cómo estas son manifestadas. 

Según el sitio web webcolegios.com: “Las emociones son alteraciones del ánimo que se manifiestan como una respuesta psicológica. Es decir, la forma en que interpretamos y reaccionamos espontáneamente ante algo”. Cabe destacar que la diferencia entre las emociones y los sentimientos es que las emociones son físicas y momentáneas, se pueden ver. Por otro lado,  los sentimientos  son interpretaciones de las emociones de las que somos conscientes dando lugar a los pensamientos.

Una respuesta directa sería: Dios no tiene ni emociones ni sentimientos, más bien, Dios tiene atributos. Los atributos son las cualidades que posee un ser, Él es amor, paz, gozo, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza (Gálatas 5:22).


Dios es inmutable

Inmutable es un atributo que sólo posee Dios, lo que significa que no cambia ni puede ser cambiado. Dios no siente miedo, nervios u otras reacciones neurológicas del ser humano.

Podemos encontrar versículos que hablen acerca de la ira de Dios; así como de su amor, la forma de sentir de Dios es diferente  a la de los humanos. No te puedo decir exactamente cómo es Dios, no tenemos palabras para describirlo, pero sí es claro que es diferente a nosotros.

Nuestro Señor percibe, siente tus emociones

Dios percibe todas estas emociones, pero de una forma diferente y divina, no pecaminosa y con malas intenciones. Los atributos de Dios son todos santos.

Podemos imaginar que somos poderosos, amorosos, justos, pero es imposible imaginarnos como santos. Esta es una cualidad única de Dios que se manifiesta en todos sus otros atributos. Por lo tanto, no podemos ni siquiera imaginar comportarnos como Dios y ser como Él es.



Las emociones en nosotros.

La inteligencia emocional es un término que ha cautivado a muchos  por su interés en conseguir un equilibrio interno, pero este está basado en un modelo de la conducta humana ponderada entre lo moral y sentimental.  

Aún así, la calificación recibida es la de un pecador,  esa es la razón por la cual no somos emocionalmente perfectos, solo podemos alcanzar esa perfección en Cristo Jesús, a través de su sangre restauradora que nos hace aceptos en Él. Él nos cubre y nos da atributos que solo podemos mostrar porque su Espíritu mora en nosotros.


Oración para calmar mis emociones

Dios Todopoderoso, he leído este artículo en busca de conocerte más, de comprender tu forma de actuar y de pensar. Me maravilla tu grandeza y los misterios de tu ser: hermosos atributos de un Rey indescriptible. 

Señor, quiero ser más como Tú, quiero tener el control de mis emociones y pensamientos, pero no te pediré eso, te pido Dios que seas Tú quien controles quien soy, que me enseñes con amor y paciencia a reflejar tus frutos y que no vivan más en mi ser mis inquietudes y mis emociones carnales, sino que viva  Cristo en mí.  Porque:  “La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, mas la buena palabra lo alegra.” Proverbios 12:25.

Me entrego al Dios perfecto,  para que sea Él quien dirija mi vida. Por Jesucristo mi Señor. ¡Amén!