Dios te Dice: YO Bendigo en Gran Manera a Los Que no se Avergüenzan de Mí

2023-03-04

¿Alguna vez te has sentido avergonzado por proclamar tu fe en Dios? Quizá se han burlado de ti o incluso te han excluido por los valores que defiendes. Si es así, ¡ánimo! Dios tiene reservado algo especial para quienes no se avergüenzan de levantarse y ser contados entre Sus seguidores.

Exploremos lo que significa tener la bendición de Dios como resultado de no avergonzarse por seguirlo, por amarlo y seguir confiando en Él a pesar de todo.

Aguanta firme la presión de la sociedad, no te avergüences

La Biblia habla a menudo de ser una luz en un mundo oscuro; de ser ese faro que brilla intensamente para que todos lo vean. Ese debería ser siempre nuestro testimonio de vida. Asimismo, las Sagradas Escrituras también nos anima a no avergonzarnos de nuestra fe y confianza en Él, por difícil que pueda parecer a veces.

"Porque el que se avergüence de mí y de mis palabras, el Hijo del hombre se avergonzará de ellos cuando venga en su gloria y en la gloria del Padre y de los santos ángeles" (Lucas 9:26).

Entonces, ¿qué significa avergonzarse?

Avergonzarse puede significar varias cosas, pero esencialmente implica sentirse avergonzado y/o humillado por las propias creencias o acciones. Es decir, cuando nos encontramos con situaciones en las que sentimos que tenemos que ocultar o restar importancia a nuestra fe, mostramos en ese momento vergüenza al hablar sobre las maravillas de nuestro Dios.

Esto es, por ejemplo, quedarnos callados cuando otros están atacando con fiereza nuestra fe. Esto no quiere decir que tenemos que pelear o discutir violentamente. No, para nada. Siempre he dicho que la mejor forma de defender lo que creemos es predicar con el ejemplo. Tal y como dije al principio, reflejar la potente luz de Cristo en nuestro andar por la vida.

Nunca deberíamos sentirnos avergonzados o abochornados por creer en algo más grande que nosotros mismos. Más bien, deberíamos sentirnos orgullosos de saber que estamos junto a nuestro Creador y darle crédito por todo lo que ha hecho por nosotros.

Dios promete bendiciones a los que no se avergüenzan. Nos lo dice explícitamente a lo largo de las Escrituras. En Romanos 10:11 dice:

"El que cree en Él no será avergonzado" (énfasis añadido). Y el Salmo 34:5 nos recuerda que "Los que le miran están radiantes; sus rostros nunca se cubren de vergüenza". Así pues, cuando nos mantenemos fieles a pesar de la presión de la sociedad, Dios nos recompensa con Su amor y Su gracia. ¿Qué puede haber mejor?

Conclusión:

A veces puede resultar difícil seguir adelante con lo que crees que es correcto, ¡sobre todo, cuando no parece haber una recompensa tangible por hacerlo! Pero recuerda esto:

Dios bendice enormemente a quienes le eligen a Él por encima de todo, ¡independientemente de lo difícil que pueda parecer a veces! Gracias a Su amor y a Su gracia, podemos seguir siendo devotos sin temor ni vergüenza.

Así que, no dejes que la opinión de los demás te desvíe de vivir tu fe. En lugar de eso, mantente firme en tus creencias, pues Dios ha prometido grandes bendiciones a los que no se avergüenzan. Por lo tanto, te invito a unirte a nuestra comunidad. Una comunidad que sigue a Cristo sin avergonzarse.

 

Dios te dice, Él te habla hoy: ¡Escúchalo!

Close Ad