Dios Te Dice: El 2023 Es un Año de Mucha Riqueza en tu Casa, de Salud, Trabajo, Amor y Esperanza

2023-03-12

La Biblia dice que Dios nos da cosas buenas: riqueza, esperanza y amor. Él es la fuente de todas las bendiciones, y cuando nos habla, quiere que confiemos en Él y recibamos Sus promesas.

En 2023, Dios ha prometido un año de mucha riqueza en nuestros hogares, salud, trabajo, amor y esperanza. Tristemente, muchos de nosotros terminamos con no aceptar esas promesas. Decimos la mayor parte del año algo como “las cosas están malas”, “esto está cada vez peor”, “no sé cómo le haremos"… Es decir, aunque decimos que confiamos en Él, ponemos en duda lo que nos ha prometido.

Dios Sí puede proveernos en todos los ámbitos de la vida.

Por eso, este y cada año pedimos a nuestro Padre que anule toda maldición y rompa todas las cadenas como el apego material, emocional; el apego al ego, la ignorancia, el sufrimiento, y el pecado que nos separa de la gracia y amor de Dios.

Este nuevo año será un tiempo de gran riqueza y abundancia, por eso te animo a aferrarte a la promesa de que recibirás bendiciones sobrenaturales. Pero te recuerdo que debes estar firme y seguro de que en este año Dios te bendecirá, protegerá, prosperará y rodeará de Su amor.

En los últimos años, hemos sentido la crisis en niveles nunca antes imaginados, días apocalípticos. Pero te pido que contemples un despliegue extraordinario del poder de Dios, y, por favor, no retrocedas. ¡Ni un paso atrás! No te dejes confundir por lo mala de la situación, tú has confiado en Dios y Él es fiel.

Deja ir, recibe lo nuevo

Como está escrito en 2 Corintios 5:17:

"Las cosas viejas ya pasaron, he aquí son hechas nuevas".

Deja atrás todo aquello que te lastimó tu corazón o te quitó el sueño. Toma todo lo pasado como lecciones aprendidas. Esos fracasos y caídas que enfrentaste, ahora te han hecho más fuerte. Todos esos tropiezos son un recordatorio del amor de Dios, quien nos ama con un amor inquebrantable. Por tanto, no temas.

Así es, no tengas miedo, pues nuestro Señor no permitirá que te derriben tus enemigos, tanto aquellos que te persiguen en tu trabajo, en tu centro educativo o en tu vecindario como aquellos enemigos imaginarios como la ansiedad, la depresión y los trastornos mentales. Este año, y los por venir, Dios te librará y te cubrirá con sus poderosas alas.

Aprovecha tus dones y talentos

En este 2023, te animo a que utilices tus dones y talentos para seguir adelante y recibir con fe las respuestas a tus oraciones. No desprecies las cosas buenas que Dios tiene para ti. He observado como los seguidores de Jesús desprecian pequeñas bendiciones sin motivo. Dios quiere que seamos leales, obedientes y le alabemos sin cesar por cada pequeña cosa que llegue por Su gracia a nuestras vidas. Prepárate este año para recibir cosas buenas, porque a Él le place.

Sí, Dios quiere bendecirte, por eso confía y deposita todos tus planes en Sus santas manos, incluyendo a tu familia. Este año las semillas que has sembrado germinarán y comenzarás a ver grandes frutos.

¡A Dios le encanta que usemos nuestros talentos para servir a los demás! Este año promete traer abundantes oportunidades de éxito en el trabajo, así como nuevas puertas que se abrirán donde antes no existían.

Si buscas un cambio profesional o estás pensando en emprender tu propio negocio, ¡ahora es el momento! Espera que las soluciones creativas cobren vida mientras te esfuerzas por alcanzar tus objetivos. Todo esto será posible si presentas primero tus planes y confiado lo pones todo en las manos de Dios.

Riqueza en nuestros hogares

Dios es el dador de la riqueza y la abundancia. Desea que vivamos en alegría con los recursos que Él nos proporciona.

En 2023, puedes esperar que Dios bendiga tu hogar con abundancia a través de dones o recursos inesperados.

Por eso te animo a orar en familia, a dedicar tiempo a la oración y meditar en Su palabra. En este año te invito a poner en orden tu vida. Práctica los mandamientos que se te han sido dados, Atrevete a sentirte amado por Dios cada mañana; a sentirte seguro cada día y a caminar con la cabeza en alto y no aceptar nunca pensamientos de miedo o fracaso.

Por último, te invito a que, en familia, te comprometas a escuchar Su mensaje, a aferrarte a Su palabra para prosperar en todos tus caminos. Este año debes permitirle a Dios actuar, acostúmbrate a recibir y aceptar Su bendición en nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

Si puedes confiar en Dios, y mientras la gente solo mira el hambre y la escasez, tú y tu familia estarán protegidos, y en su mesa siempre tendrán pan en abundancia. Dios está sembrando en ti y en los que amas una confianza que ningún obstáculo puede detener.

Conclusión

Todas estas promesas son dadas por Dios, ¡que se deleita en bendecir abundantemente a su pueblo! Al entrar en 2023 preparados para lo que nos espera y confiados en Sus promesas para nuestras vidas, ¡declaremos que este será un año de mucha riqueza en nuestros hogares, salud, trabajo, amor y esperanza!

Él nos ha bendecido con un nuevo año y depende de nosotros cómo lo aprovechemos. Asegurémonos de permanecer cerca de Él y confiar en Su guía. Dios nos colmará de Su amor y gracia y nos ayudará a permanecer enfocados en nuestro camino. ¡Que cada uno de nosotros reciba todo lo que Dios nos ha prometido al poner nuestra fe y confianza en Él! ¡Amén!

 

Close Ad