Conviértete en el hombre más sexy del mundo para tu mujer

2020-11-10

Debemos depositar toda nuestra confianza en Dios porque Él siempre proveerá a sus hijos. Porque lo creemos, porque lo sabemos, porque así ha sido siempre.

Nuestro Dios eterno es el mismo ayer, hoy y mañana. Y es importante entender que Dios es Bueno siempre. Podemos confiar en Él y al confiar en Él y tener fe, Dios nos proveerá de innumerables cosas y de maneras maravillosas.

Y claro, que habrá mil voces y un millón de detractores que te gritarán que Dios no existe y mucho menos te responde, pero, creemos (y sabemos) que el conocer a Dios es una experiencia profunda y real.

Dios da vida

Cuando fuimos concebidos, Dios nos unió al vientre de nuestras madres nos dio un cuerpo perfecto y complejo. Su perfección es tan infinita y que nos dio el aire que nos mantiene vivos. Dios planeó cómo nos usaría en esta vida antes de que naciéramos. Nos dio vida y un destino, un propósito y un fin.

Cuando pienses en tus planes, pregúntate cómo al realizar tus planes y metas, puedes ser instrumento del Buen Dios.

Dios proveyó la tierra

En Génesis 1, encontramos la historia de cómo Dios proporcionó una tierra hermosa para que vivamos, aprendamos y crezcamos. Él proporcionó los cielos y la tierra para que disfrutemos y vivamos en paz, amor y armonía.

La luz se hizo como un alivio a la oscuridad. Nos alimentan plantas con semillas y árboles con frutos. Mira por la ventana y observa toda la naturaleza que te rodea. ¡Incluso un árbol es algo majestuoso en donde podemos ver el amor de Dios!

Dios es misericordia

En Génesis 3 se muestra a Adán y a Eva desobedeciendo el mandato de Dios al comer la única planta que Dios dijo que no podían comer. Pero Dios, en Su misericordia, les proporcionó pieles de animales para que tuvieran ropa para cubrir su desnudez.

Esto nos enseña que, incluso cuando nos equivocamos, Dios se preocupa igualmente por nosotros. Recuerda un momento en el que cometiste un error y pediste el perdón de Dios y no dejes de darle las gracias por la Gracia y la Misericordia que te fueron concedidas.

Dios proporcionó un sacrificio

Génesis 22 muestra a Dios proporcionando un carnero como sustituto para que Isaac no tenga que ser un sacrificio.

Abraham estuvo dispuesto, por su gran amor y obediencia a Dios, a sacrificar a su amado hijo, Isaac, como Dios le dijo que hiciera. Pero en el último momento, Dios lo detuvo y proporcionó un carnero para sacrificarlo.

Abraham solo tenía que estar dispuesto y demostrarle a Dios obediencia y temor. Muchos años después, Dios el Padre proporcionó a Su Hijo como sacrificio por los pecados de Sus hijos. Pero este sacrificio no se detuvo y el Hijo de Dios, murió en la Cruz para lavar nuestros pecados.

Dios el Padre amó tanto al mundo que proveyó a Su Hijo para que pudiéramos tener vida eterna y abundante. Dios nos proporcionó una salida del pecado y la muerte.

Hay que estar infinitamente agradecidos con Jesús porque el recorrió el camino del Calvario por nosotros.  Se sacrificó para ocupar nuestro lugar. Dios envió a su Hijo al mundo, no para juzgarlo y sentenciarlo a la muerte, sino para hacer posible que los pecadores arrepentidos seamos perdonados de nuestros pecados.

Jesús fue sacrificado por el bien de nosotros, y, debemos reiterarle a Dios nuestro agradecimiento por la Cruz de Cristo. Nunca podremos agradecerle lo suficiente por el sacrificio que ha hecho por nosotros.

Dios nos ha proporcionado la Biblia, Su Palabra

Dios nos proporcionó Su Palabra escrita para enseñarnos las verdades más valiosas.

La Biblia fue escrita durante cientos de años por más de cuarenta personas diferentes. Fue escrita por varios autores, pero inspirada por Dios mismo. Por eso es una historia sólida desde el Génesis hasta el Apocalipsis.

La Biblia consta de muchos libros que relatan cómo los hijos de Dios han intentado seguirlo y llegar a Él. Pero también describe las formas en que la gente se equivoca cuando quieren caminar sus propios caminos y eso es importante porque nos indica que tanto el camino como los atajos de este mundo son peligrosos.

Pero, la Biblia está llena de segundas oportunidades, esas nuevas oportunidades que todos necesitamos. La vida está llena de historias del pueblo de Dios que ha vivido y sigue viviendo para glorificarlo.

Y tú que crees que Dios es Bueno, reflexiona hoy sobre las miles de formas que Dios ha sido misericordioso contigo.

Si quieres llenarte de fortaleza lee estas palabras, presiona aqui

Baja estas canciones, GRATIS

Mira este hermoso video