¿Por qué las mujeres casadas se enamoran de otro hombre?

2020-09-20

Son muchas las cosas en esta vida que podrían quitarnos el sueño. La crisis de la mediana edad que experimentan algunas personas, sobre todo, las mujeres; así como el afán de vida o las malas experiencias personales pueden privarnos del sueño.

¿Por qué no podemos dormir?

Las causas y los efectos de la privación del sueño, y cómo puede afectar todos los aspectos de la vida, incluyendo las relaciones, la productividad y el rendimiento laboral.

Según una investigación sobre la calidad del sueño en los adultos, la crisis de la mediana edad afecta a las mujeres mucho más ahora que antes. Más del 40% de todas las mujeres han experimentado esto al menos una vez en sus vidas. Como resultado de la crisis de la mediana edad, muchas mujeres se enfrentan a grandes desafíos que pueden causarles estrés y agotamiento.
 
Dios nos ayuda a enfrentar los problemas del sueño
 
La Generación X, por ejemplo, experimenta una creciente sensación de soledad, miedo a perder el control y una mayor sensación de inseguridad. El mayor reto al que se enfrentan las mujeres y los hombres de la Generación X hoy en día es que se sienten tan solos y todavía no han encontrado los sistemas de apoyo que necesitan para hacer frente a los cambios que están experimentando en sus vidas. Como resultado, se están volviendo más susceptibles a los problemas de salud y a las lesiones que nunca.

Por las razones expuestas arriba, las personas se han dado cuenta de que necesitan de Dios. Necesitan de una ayuda sobrenatural para enfrentar el día a día.

Dios te ayuda a dormir como un angelito

Si te sientes angustiado, molesto, inquieto y no le ves salida a la difícil situación, ora. La oración no es una presentación de tus proyectos a Dios, la oración es una conversación con el Todopoderoso. No podemos orar por compromiso o de mala gana, debemos presentarnos a Dios como hijos que corren a su Padre en busca de amor, de consejos y pidiendo una dirección.

“Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé.” Jeremías 29:12

Minutos antes de dormir es un buen momento para leer la Biblia, alabar y hablar con nuestro Señor. Debemos orar con la seguridad de que tendremos una respuesta. El Señor nos lo garantiza en Su Palabra, Él nos conoce, pero no puede actuar en tu vida si te niegas a recibir su consejo. Ruégale que convierta tu corazón como el de un joven obediente y afanoso por el consejo de su padre.
 
¿Cómo debemos orar?
 
Una fórmula clave que te puede ayudar a concentrarte y dirigirte a nuestro Dios es escribir tus peticiones. Ya sea que te sientas preocupado o impaciente por alguna situación, preséntaselo. La clave para escribir tus oraciones es hacerlo con sinceridad y sencillez. Que estas palabras sean tu oración a Dios. No necesitas conocer de oratoria o haber leído la Biblia completa. Solo necesitas lápiz, papel y un corazón humillado a Nuestro Señor.

Escribir tus oraciones personales puede ser muy útil, a veces cuando oramos no encontramos las palabras en el momento y nos dificulta entrar en la presencia de Dios. “Pedís y pedís mal” orar conscientemente nos ayudará a reflexionar nuestra situación pidiendo con sabiduría y también concentrarnos cuando hablemos con el Padre.
 
Versículos que te inspiran y te ayudan a dormir

Los Salmos son una excelente fuente de inspiración. Esas dulces palabras del Rey David tan profundas y sencillas de corazón. Ciertamente, David era muy directo y no pasaba por alto sus desobediencias porque sabía que ofendía a Dios. Confieso, pues, mi iniquidad; afligido estoy a causa de mi pecado. Salmos 38:18
A través de la Biblia encontrarás la motivación que necesitas para tener éxito al escribir tus propia carta a Dios y puedas dormir confiado en el Señor.