Tener un cabello saludable y hermoso, no es tan difícil. Identifica cuáles son estos errores comunes que, de seguro lo haces sin darte cuenta, y obtenlo.
 
¿Quién no sueña con tener una cabellera abundante, larga, suave, sedosa y brillante? A todas nos encantaría, pues nos hace sentirnos bellas y atractivas. No obstante, no importan cuántos productos y tratamientos costosos compres, los resultados nunca son los que esperas. Esto se debe a que algunas personas están cometiendo errores cuando se duchan, provocando una apariencia descuidada o poco saludable.
 
Si quieres tener una cabellera hermosa, deja de hacer esto:
 
-5 maneras en las que tu bebé dice "Te amo"
 
1. Usar demasiado shampoo
Ver que el shampoo hace mucho espuma es sinónimo de limpieza. Bueno, al menos eso creemos. No obstante, la espuma no tiene nada que ver con limpieza. Es más, cuando tu shampoo hace mucha espuma quiere decir que tiene mucho sulfato y otros agentes detergentes que nada bueno hacen por tu cabello. Todo lo contrario, son muy agresivos y dañan tu cuero cabelludo.
Afortunadamente, estas sustancias no son tóxicas, pero eliminan los aceites naturales en tu cuero cabelludo, favoreciendo la aparición de caspa. Así que, lo ideal es que consigas un shampoo orgánico, que no tenga ni sulfatos ni siliconas ni parabenos. Además, debes usar poca cantidad de shampoo. No es necesario que apliques mucho para lavar tu cabello.

2 Lavar tu cabello todos los días
Los expertos en cabello recomiendan no lavar el cabello todos los días con shampoo. Esto es porque los químicos en estos productos producen sebo capilar, además de deshidratar y quebrar las hebras de tu cabello. Por lo tanto, mejor hazlo cada 2 días, así no eliminarás los aceites naturales del cuero cabelludo.
Por otro lado, si tienes el pelo teñido las lavadas sacarán con más rapidez el color.

3. ¡Cuidado con la temperatura!
Por las mañanas es muy normal que haga algo de frío, por tanto, las mujeres no lo piensan dos veces antes de ducharse con agua caliente, muy caliente. Pero esta temperatura tan elevada ocasiona daños graves en el cuero cabelludo, pues hace que se reseque; lo que aumenta la porosidad de tu cabello y por eso se ve pobre, quebradizo, opaco. Esto se debe a que el agua caliente elimina los aceites esenciales naturales en tu cabello y en el cuero cabelludo. Es más, le quita volumen y movimiento a tu pelo.
 
Es por esta razón que lo recomendable es lavar tu cabello con agua tibia para de esta manera abrir las cutículas del cabello, por lo que de esta manera conseguirás mejores resultados cuando apliques el shampoo y el acondicionador. Si aplicas una mascarilla, tendrás un mejor efecto porque la cutícula ya está preparada para recibir sus bondades. Cuando termines de lavar y acondicionar tu cabello, sella la cutícula con agua fría. El pelo te quedará brilloso.

 
4. Lavado relámpago
Lavar el cabello muy rápido no es bueno. Nuestras actividades cotidianas muchas veces nos dan estrés, por lo que las mujeres apresuradas se lavan el cabello en menos de 5 minutos. Es más, algunas lo hacen en menos de 2 minutos. No obstante, esta prisa no les da tiempo de actuar ni a tu shampoo ni a tu acondicionador. La recomendación es que te tomes un tiempito para lavar tu cabello como es debido. No vas a durar mucho tiempo en darte un ligero masaje con las yemas de los dedos, con movimientos circulares. Iniciando desde la parte superior de la cabeza hasta tu nuca. Esto mejorará notablemente tu circulación, y hará que tu cabello luzca saludable porque favorece la producción de aceites naturales.
 
5. Dejar de usar acondicionador
Existe un rumor, una falsa creencia de que, si usas acondicionador, hará que tu cabello se debilite y se caiga. Es por esto que algunas damas se saltan el acondicionador. Pero la verdad es que el cuero cabelludo necesita recuperar los aceites que eliminaste al lavarlo con shampoo. Así que si lo usas, tu cabello se verá y se sentirá más sedoso y brillante. De lo contrario, quedará seco y sin vida. 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus