Película sobre el horror de la clínica de aborto se convierte en éxito de taquilla

2018-04-23

 
Uno de los elementos más inalterables de nuestra vida es el tiempo límite de horas que deberíamos trabajar al día o cuánto tiempo deberíamos trabajar en la semana; los datos parecen confirmar que en Estados Unidos se trabaja un promedio de 8.8 horas todos los días. Al menos, esas son las estadísticas oficiales. 

 
Y, sin embargo, para la mayoría de nosotros es desconocido el hecho de que, lo importante no es el tiempo que una persona promedio trabaja todos los días, lo importante es qué tan eficiente o productivo sea.   

¿Cuál es la tasa horaria correcta?   

Con historias de éxito de personas que trabajan 4 horas a la semana, hasta 16 horas al día, es difícil saber si hay una cantidad óptima. Entonces, en lugar de sacar mis propias conclusiones en base a mis experiencias, se hace más factible investigar sobre el tiempo de trabajo y cómo optimizarlo para nuestra felicidad y éxito.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

10 beneficios de la guanábana para tu salud

Consejos caseros para lucir 10 años menos

Remedios para combatir las varices

 
¿Por qué tenemos 8 horas de trabajo en primer lugar?   

Comencemos con lo que sabemos. El día de trabajo típico es de alrededor de 8 horas. ¿Pero cómo se nos ocurrió eso? La respuesta está oculta en las noticias de la Revolución Industrial. A fines del siglo XVIII, cuando las empresas comenzaron a maximizar la producción de sus fábricas, era clave ponerlas en funcionamiento 24/7.   

Para hacer las cosas más eficientes las personas tenían que trabajar más. De hecho, 10-16 horas por día era la norma. Estos días de trabajo increíblemente largos no fueron sostenibles y pronto un hombre valiente llamado Robert Owen comenzó una campaña para que la gente trabajara no más de 8 horas por día.   

Su lema fue "Ocho horas de trabajo, ocho horas de recreación, ocho horas de descanso".   

No fue hasta mucho más tarde que Ford implementó la jornada laboral de 8 horas y cambió los estándares: "Uno de los primeros negocios en implementar esto fue Ford Motor Company, en 1914, que no solo redujo el día laboral estándar a ocho horas, sino que también duplicó el salario de sus trabajadores en el proceso. Para sorpresa de muchas industrias, esto resultó para bien en cuanto a la productividad de Ford. En realidad, aumentó significativamente y los márgenes de ganancias de Ford se duplicaron en dos años. Esto alentó a otras compañías a adoptar e implementar en sus compañías el día de trabajo más corto, de ocho horas, como estándar para sus empleados".    

Así que, la razón por la que trabajamos 8 horas al día, no es científica ni fue muy pensada. Es puramente la norma implementada hace un siglo para hacer más eficiente el trabajo en las fábricas de manufactura.  

Trabajo con moderación.  

A pesar de que sus inicios fueron con finalidades de enriquecer y beneficiar a los dueños y administradores de fábricas, hoy día se hace norma y regla el no trabajar más de 8 horas al día, e incluso, existen países donde el horario laboral es menor.   

Lo que si es cierto es que ya está comprobado que la productividad no viene necesariamente acompañada de un gran número de horas invertidas al trabajo; más bien, se correlaciona directamente de la efectividad del trabajo realizado, sea en pocas o en muchas horas.   

Independientemente, el cuerpo humano se va desgastando conforme pasa el tiempo e incluso se relaciona directamente al esfuerzo, estrés y trabajo al que se le someta. Por esto es super importante respetar los horarios de trabajo, así como de descanso, pues se logra ser más productivo y con mayor calidad de vida.