14 pecados que los creyentes mantienen en secreto

2022-06-24

El malestar espiritual es un verdadero desafío. Puede provenir de cualquier cosa, desde un sentimiento de celos hasta un sentimiento de inseguridad, desde un sentimiento de decepción hasta un sentimiento de traición, etc. ¿La buena noticia? No estás solo. De hecho, es algo con lo que muchas personas luchan. ¿Cómo se puede superar? Bueno, hay algunas formas de hacerlo. Estos consejos te ayudarán a lidiar con tu malestar espiritual.

En busca de una cura para la enfermedad espiritual


A veces sentimos que ya no compartimos el mismo sentir o el mismo espíritu de fe que los demás. En 2 Corintios 4:13, Pablo dice:

"Pero teniendo el mismo espíritu de fe, según lo que está escrito: «Creí, por tanto, hablé», nosotros también creemos, por lo cual también hablamos"

Aunque la gente de Corinto en ese tiempo no tenía redes sociales, eran igual gente como nosotros. Ellos también experimentaban enfermedades espirituales por sentimientos de angustia, inseguridad y falta de esperanza.

Por otro lado, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Es aquello que hace parecer que lo que amamos o anhelamos es verdadero. La fe nos da esperanza, confianza.  Sin embargo, nuestros pensamientos son bombardeados a diarios con mensajes directos, sin filtros, de inseguridad, angustia, frustración, duda, desesperanza. Estas cosas agravan los síntomas de enfermedad espiritual.

Síntomas de una enfermedad espiritual pueden ser:

  • Huir de Dios
  • Sensación de vacío
  • Sentir ira, tristeza o miedo
  • Nos volvemos negligentes
  • Nuestro ego se inflama
  • Juzgamos y condenamos a los que no piensan igual que nosotros
  • Cuestionamos la Biblia
  • Etc.

¿Cómo podemos sanar nuestras enfermedades espirituales? 


La respuesta a esta pregunta no está en nosotros. No depende de nosotros, de nuestra propia fuerza curarnos a nosotros mismos de estos malestares espirituales. Solo a través de Jesucristo es que podemos lograrlo. Él resucitó de entre los muertos, y de esa misma manera puede resucitarnos a nosotros también. Él tiene el poder de hacernos volver a nuestro primer amor.

1Juan 4:18
En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

Como dice esa canción de Gracia Soberana: Nada en la tierra o en las alturas Podrá arrancarnos de tu eterno amor, … Por tanto, si ahora estás experimentando temor, su amor puede echarlo fuera.

¿Qué puedes hacer?

Si te sientes enfermo espiritualmente, busca ayuda.
¿Está alguno enfermo entre vosotros? Que llame a los ancianos de la iglesia; y oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor: Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

Realmente, la mejor forma de ayudar a alguien que esté experimentando una enfermedad espiritual es escucharlo atentamente y solidarizarnos con esta persona. Nuestro apoyo es clave. Por lo que debe sentarse y hablar con alguien que vea como su líder espiritual y platique sobre su vida. Hable sobre lo que lo inquieta y lo hace sentir mal, pero también hable de los momentos buenos compartidos en este viaje que ha iniciado con Jesús.

Revístete con las armas espirituales que ya nos han sido dadas

  • La Palabra de Dios, la oración y la adoración son las armas espirituales que te ayudarán a sanar cualquier enfermedad espiritual que estés atravesando.
  • Con la Biblia, puedes recibir recargas de fuerza y fortaleza a través de prédicas, estudio personal o la lectura de tu devocional.
  • Con la oración, podrás presentar tus dudas e inquietudes a Dios. Pide y se os dará, buscad y hallaréis. Él te dará la respuesta, pues puede hablarle a tu corazón.
    La adoración es un arma espiritual poderosa, pues puede derrotar al diablo más rápido de lo que imaginas.

    Esperamos que estos consejos te sean de utilidad, si puedes agregar algún otro consejo para ayudar a muchos de nosotros a combatir las enfermedades espirituales, por favor, escriba un comentario.
Close Ad