5 recetas con té negro para mejorar toda tu piel

2016-10-12

¿Cuál es una señal de que mi futuro esposo es un hombre valiente?



¡Ah, qué bueno que preguntaste esto!

Si ya están a punto de casarse, la mejor señal es que tú le pidas que vaya, se endeude y te compre el anillo de oro con los diamantes más caros que encuentre.

¿No estás de acuerdo?
 

Pues claro que no, porque si él hiciera eso, sería un tonto y no un valiente. Además, tú quedarías como una mujer que no tiene los pies en la tierra, ya que, ninguna mujer en su sano juicio pediría esas cosas. 

Para nada es bueno empezar un matrimonio con deudas. A veces es necesario, pero hay deudas que se pueden soportar y pagar, pero hay otras que, de plano, no es posible cubrirlas jamás.

¿Qué otra señal te puedo dar para saber si tu marido o novio es realmente valiente?

Hoy te voy a dar una. Hay más señales o características que pueden mirarse en un hombre en verdad valiente y hoy te compartiré solo una.

Obviamente, los hombres cobardes no estarán de acuerdo conmigo, por el hecho de que son cobardes. Perdona que use la palabra ‘cobardes’, porque sí los hay:

Los que golpean mujeres y niños, los que huyen de sus responsabilidades, los que culpan a su novia, esposa y a todos los demás por los errores que ellos han cometido, etc., etc., etc.

¿Creer en Dios es una señal de valentía? 

Bueno, una cosa es creer en Dios y otra creerle a Dios y obedecerle. Solo un valiente hace la segunda.

hombre de fe falso

¡Ay, qué lindo! ¡Mi novio cree en Dios!   

Pero, ¿le cree a Dios? ¿Respeta a sus padres? ¿Tiene metas firmes en su vida? ¿Es dedicado a su trabajo, colegio, ministerio, etc.? ¿Respeta a las demás personas? ¿Respeta a tus padres? ¿Cómo se expresa de otras mujeres o novias del pasado?
 
“Mi novio es capaz de enfrentar a cualquier bravucón que le busque pleito. Es muy valiente”.

La verdad, no creo que sea valiente. Más bien, le falta sabiduría. La Biblia dice que “No entres en pleito con nadie sin razón” (Proverbios 3:30). También, “El que se mete en pleito ajeno es como el que agarra un perro de las orejas” (Proverbios 26:17). Es decir, te metes en una situación brava, que realmente no puedes controlar. 

Otro, “La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor” (Proverbios 15:1).  Saber responder cuando alguien te provoca es la clave.  Yo tuve que aprender esto por necesidad desde niño, ya que sufrí de grave acoso violento en la escuela primaria… 

Era un infierno, todos los días los bravucones trataban de golpearme, ya que era el más pequeño de la clase en edad y tamaño, ellos se aprovechaban de eso. Sin embargo, una táctica que tuve que inventar fue responder de manera calmada cuando alguien venía a buscarme pleito. 

Yo respondía verbalmente, de manera quieta, y hasta contaba un chiste; o les preguntaba a los bravucones por alguna persona o algo de su interés personal, como el fútbol o el béisbol. 

Pronto aprendí que una respuesta calmada los aquietaba, los desbaba de sus intenciones originales, y a mí me ahorraba el tener que explicarle a mi madre porque regresaba de la escuela todos los días con la ropa llena de lodo. 


También, así me convertí en amigo de algunos de ellos, quienes tiempo después me defendieron de otros bravucones (curiosamente decenas de años después, físicamente soy más alto que cualquiera de aquellos chicos bravucones, ahora adultos).   Recientemente me entere que tres de ellos ya fallecieron y cada muerte tuvo que ver con la violencia o la falta de juicio. 

imagen de hombre muy valiente

Volviendo al tema: Pero ahora, sí te voy a decir cuál es una señal de que tu hombre es un hombre muy valiente. 

Puede ser que haya varias señales, como dije antes, y cada quien tenga una opinión diferente al respecto; pero la señal más fuerte en la que muchos coincidimos y estamos seguros que muestra la valentía la hombría en una persona es:


Un hombre valiente sabe reconocer sus errores, no se altera cuando alguien se los señala con amabilidad, y   está dispuesto aun a pedir perdón públicamente y a hacer los cambios necesarios para no seguir cometiendo el mismo error. Incluso, si eso significa alejarse de malos hábitos y malas compañías.


Un hombre valiente entiende que sus errores afectarán a su esposa, futura esposa y a sus hijos.

Un hombre valiente jamás avergonzará ni a su mujer ni a sus hijos, (ni a nadie más) en público. Más bien, si es necesario, él tomará sobre sí mismo la responsabilidad de la situación para que nadie más salga lastimado.

Un hombre que trata de explicar o justificar sus errores y que, por nada está dispuesto a reconocerlos, no es un hombre valiente, tampoco es un hombre sabio. Claro, que esto se puede aplicar a algunas damas. Pero, por lo general, las damas son muy sabias en entender lo bueno y lo malo. ¿Por qué las mujeres son así?  ¿Será un don de Dios?

No, no lo creo. Simplemente, tiene mucho que ver con la educación que el hombre y la mujer reciben en el hogar. Un hijo que desde pequeño manifiesta una tendencia a la necedad y a la obstinación en cosas negativas, a ese hijo se le tiene que dar la atención debida y tomarse el tiempo para enseñarle correctamente. Sin embargo, en muchos hogares latinoamericanos persiste la tendencia a pensar que los varones son superiores y más fuertes que las mujeres.

Por su naturaleza y por designio de Dios, tal vez un varoncito sea más fuerte físicamente que una niña, pero todos sabemos que las mujercitas tienen una fuerza moral y de carácter mucho más fuerte que los varones, lo cual me lleva otra vez a lo mismo: 

Esto tiene que ver con la manera como son educadas, ¿se les enseña a las niñas que ellas son más fuertes? 



No, por el contrario, el hecho de sufrir humillaciones constantes de manera indirecta por ser relegadas a un segundo o tercer lugar en muchas cosas en el hogar, las niñas van formando un carácter fuerte. La vida sigue adelante y ellas tienen que vivir a pesar de recibir más maltratos que los varoncitos. Eso las hace más fuertes de carácter. (Y ni se diga, cuando llega la adolescencia y la juventud y con ella, los famosos cólicos: A trabajar, a estudiar, a mostrar su mejor sonrisa, a pesar del dolor físico que sufren en su interior)

Tiene un gran efecto el persistir en enseñar, tanto a varoncito como a mujercita, que ninguno de los dos tiene superioridad sobre el otro. 


Las mujercitas se hacen fuertes por todo lo que tienen que soportar. Sin embargo, el varoncito no es sometido a esas tensiones a edades tempranas.

Es fácil para una mujer llorar y reconocer que se ha equivocado y cambiar de rumbo. No obstante, para un hombre no lo es porque la sociedad, los amigos verían esa actitud como una “debilidad” de carácter, pero en realidad es todo lo contrario:

Un varón que sabe reconocer sus errores y que está dispuesto a pedir perdón y en verdad cambiar sus malos hábitos es un varón valiente, y si tú conoces a uno así, creo que pudiera llegar a ser un gran esposo.

no propseprara

¿Hay algún varón leyendo esto? 

Lo dudo, porque muchos ni siquiera quieren oír de algo que les sugiera que tienen que hacer algún cambio en sus vidas. Pero si es que hay algún varón leyendo, yo te digo: aprende a enfrentar tus errores con valentía. Pide perdón, cambia, enfrenta tus culpas ante Dios, paga ante la ley los delitos que hayas cometido. La Biblia dice claramente:

“El que oculta sus pecados, no prosperará” (Proverbios 28:13).

¿Quieres saber si tu novio en verdad te ama?  Lo acabas de leer, si tu después de leer esto sabes y estas seguras que tu novio, esposo, pretendiente, es un hombre valiente, y te está diciendo que te ama, entonces es verdad. Si te ama. Cásate. Invítanos a la boda. 

Recibimos invitaciones a canciones@diosesbueno.com   y también te enviaremos un paquete de canciones. Escríbenos hoy mismo y danos tu opinión de esta  nota. Te lo agradeceremos, y hasta posiblemente la publiquemos aquí mismo


Gracias por compartir esta nota en Facebook.

Hermes Alberto Carvajal