Mujer despierta con tremendo dolor, con la cara y el cuerpo llenos de ronchas rojas: el culpable estaba en su cama

2018-04-14

¿Pasas el día deseando poder tomar una siesta o necesitando ese impulso extra de cafeína? Ciertamente no estás solo. Nuestro estilo de vida tan apurado tiende a hacernos sentir cansados y perezosos cuando nuestra energía debe ser fuerte y constante, y completamente lo contrario gracias a la cafeína, pues esta impide que, cuando es hora de relajarse y acostarse por las noches, nos quedemos en vela.   

Este patrón errático diario solo altera su ritmo circadiano (el reloj natural de 24 horas de su cuerpo) y lo deja en un círculo vicioso de sentirse cansado durante el día y completamente despierto por la noche.   

Mientras que la gente solía despertarse cuando salía el sol, y se acostaba cuando se ponía el sol, eso no es lo que sucede hoy en día. A menos que desee reorganizar su estilo de vida para dormir así, ¿Qué más podría hacer para evitar este ciclo de agotamiento y aun así mantener su ritmo circadiano en orden?   

Siga estos cuatro consejos para mantenerse energizado y alerta todo el día.   

 
Abandona la cafeína.   

Hay un millón de estudios promocionando los beneficios del café, pero cuando agregas cafeína a un ritmo circadiano ya estresado y disfuncional, solo estás empeorando las cosas.   

Sé que es difícil en el sentido de “¿Qué debo beber a primera hora de la mañana?", "¿Qué debo hacer cuando necesito una taza para levantarme?". Créeme, al final vale la pena.   

Sin la cafeína, su ritmo circadiano no se energiza artificialmente, lo que le permite escuchar mejor lo que su cuerpo intenta decirle y así corresponder a este de forma natural.   

Ocho horas de sueño son obligatorias.   

Sí, sé que hay personas que pueden huir de tres a cuatro horas de sueño por noche, pero esa no es la norma.   

Según los profesionales del sueño, la mayoría de las personas necesita de siete a nueve horas de sueño todas las noches. Para todos los que dicen que pueden vivir con mucho menos, aquí hay algunas preguntas: 

  

  • ¿Cuánta cafeína consumes a lo largo del día? 
  • ¿Qué tan saludable estás? 
  • ¿Tienes alguna enfermedad diagnosticada? 
  • ¿Con qué frecuencia te enfermas? 
  • ¿Qué tan rápido te recuperas de una enfermedad? 
  • ¿Necesitas perder peso? 

  

Como se ha descrito ya en múltiples estudios, el sueño nos ayuda a combatir enfermedades, mantener un peso saludable y ayudar a combatir la depresión (entre otras cosas). Conozca la importancia del sueño para la salud del cerebro y la salud en general, y trate de obtener un promedio de ocho horas de sueño por noche.  

Más: La vitamina B3 podría prevenir abortos espontáneos

Más: 5 remedios caseros con anís que te gustará aprender

Más: Beneficios de consumir frutos secos

Más: Lo que no te han dicho sobre la vitamina B-17

 
Deje de hacer mucho ejercicio.   

Muchas personas usan el ejercicio como una forma de eliminar el estrés. Es una gran herramienta para esto, sin embargo, puede ser una espada de doble filo si está atrapado en el círculo cansado-alerta.   

Ejercitarse en exceso o hacer ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse (insomnio post-entrenamiento) puede mantenerle despierto, alterando aún más su ritmo circadiano natural.   

Siga los entrenamientos que son de 2 a 3 horas preferiblemente durante la mañana o la tarde y trate de hacer una rutina de menor intensidad por las noches. Cambie su cardio por una caminata y recuerde mantenerse bien hidratado (con agua, no café).   

 
Beba agua para mantenerse hidratado.   

Su cuerpo también necesita agua. La fatiga es un síntoma común de la deshidratación y nunca debe permitirse llegar al punto donde se está "sediento".    

Regule esto tomando sorbos durante todo el día, lo que puede llevar a más visitas al baño, pero eso también le ayudará a moverse y descansar los músculos tensos.   

Los que están estacionados en un escritorio también corren el riesgo de deshidratarse, ya que es muy fácil estar demasiado ocupado como para recordar beber cantidades adecuadas de agua u otros líquidos.   

Recuerde, suficiente líquido en su cuerpo ayuda a que la sangre llegue a sus órganos. También puede obtener el agua a través de alimentos, como frutas y verduras. Durante el verano, una rebanada de sandía es un bocadillo perfectamente refrescante, ya que el azúcar en esta es un carbohidrato complejo y una gran fuente de agua.  

Así que, sin perder más tiempo, a poner en práctica estos tips para ayudarte así a estar alerta y despierto durante el día.