Millones en el mundo están muriendo sin Cristo

2022-09-21

Inevitablemente, conocerás en la vida algunos tipos de personas algo complicadas. Conocerás a aquellas edificantes que apoyarán tus esfuerzos por crecer, pero también te encontrarás con aquellas que, en vez de bendecirte, te bloquearán implacablemente.

Se trata de personas que pueden reconocer y admitir tu potencial, pero que al mismo tiempo pueden socavar, consciente o inconscientemente, tus esfuerzos por crecer y salir hacia adelante. Aunque sus intenciones sean buenas al principio, estas personas acaban bloqueando tu crecimiento y limitando tus oportunidades.

¿Quiénes son estas personas?

Falsos amigos: Son personas a las que pudieras conocer desde hace años, o incluso toda tu vida. Algunas personas se sienten cómodas con el statu quo y no quieren que los demás desafíen su visión del mundo.

Puede que incluso se sientan amenazados por tu éxito, por lo que intentan desanimarte o incluso sabotearte.

Estos son en realidad enemigos. Pueden ser personas con las que trabajas o incluso supervisores en tu trabajo. O bien no les gustas personalmente o sienten que eres una amenaza para su posición o poder. Estas personas pueden intentar convencerte de que no eres lo suficientemente bueno para tener éxito o pueden intentar sabotear tu trabajo o incluso, pueden ser tus propios hermanos en Cristo tratando de evitar que crezcas en tu congregación.

Los intimidadores tratarán siempre de bloquear tu bendición

La intimidación está presente en todos los sectores de la sociedad, incluyendo tu escuela, tu universidad, tu iglesia, tu lugar de trabajo, tu familia, tus amigos, etc. Todo el mundo, en un momento u otro, puede ser intimidado para que hagas cosas que no quieres hacer, lo que nos impide crecer.

Además, los acosadores te obligan a hacer cosas que no quieres hacer y te impiden desarrollar tus intereses. Incluso si estás interesado en algo aparte de las cosas que te gustan, que te fascinan y que estás casi seguro de que Dios puso en tu corazón, terminas abandonando tus propios proyectos porque no son de interés para la persona que te intimida. 

¿Qué se siente al ser bloqueado por alguien?

Cuando las personas bloquean tu crecimiento, puede que no se den cuenta de cómo te afecta. Puedes sentir una serie de emociones, como frustración, ira, resentimiento e incluso miedo.

Es más, hasta es posible que sientas que te estás dando la cabeza contra la pared y que te preguntes si estás haciendo algún progreso. Algunas personas solo te ofrecen una resistencia limitada y acaban cediendo, mientras que otras son más obstinadas y se empeñan en impedir que progreses.

Estar a la sombra no es tan bueno

Si bien dice el dicho: "A quien buen árbol se arriba, buena sombra le cobija", aquí lo veremos de otra manera... no muy favorable. En esta ocasión imagínate que eres un arbolito que está creciendo junto a uno que es mucho más grande y fuerte que tú... Este árbol grandote te quita luz solar, nutrientes, y todo lo necesario para que crezcas fuerte, sano y frondoso. A eso me refiero, cuando tú estás a la sombra de algo o alguien, eso te hace daño, no te deja crecer.

Asimismo, si te cuesta progresar debido a la resistencia de los demás, puedes sentirte deprimido y como si hubieras llegado a un callejón sin salida. 

Estrategias para lidiar con las personas que bloquean tu crecimiento y bendición

Sé consciente de la resistencia:

Cuando notes que te bloquean para avanzar, haz una pausa y reflexiona sobre lo que está ocurriendo. ¿Hay personas que intentan sabotear tus esfuerzos? ¿Te están reteniendo recursos? ¿Te están dando pistas sutiles de que no eres lo suficientemente bueno? ¿Intentan menospreciarte?

A veces, las personas no son conscientes de cómo las están bloqueando. Para ayudarles a ser más conscientes de su impacto en ti, pídeles que aclaren su posición o pregúntales por qué se sienten así. También puedes probar las siguientes estrategias para tratar con las personas que bloquean tu crecimiento.

Pide ayuda:

A veces las personas te bloquean porque quieren ayudarte, pero no saben cómo hacerlo de forma eficaz. Si las personas están en una posición de autoridad o poder sobre ti, como un supervisor o gerente, puedes pedirles que te aclaren lo que esperan de ti y en qué te estás quedando corto.

Construye tu red de apoyo:

Necesitas personas positivas en tu vida que crean en ti y estén dispuestas a ayudarte a conseguir tus objetivos. Puede ser un mentor, un entrenador o un consejero. También pueden ser personas de tu vida cotidiana, como familiares, compañeros de trabajo y amigos.

Mantente centrado en tus objetivos:

Cuando se han fijado objetivos, es fácil perder la concentración y desviarse por los esfuerzos de otras personas para impedir que se avance. Mantente centrado en lo que estás tratando de lograr y sigue avanzando. Para ello es necesario que te enfrentes eficazmente a cualquier barrera o resistencia que surja, pero puedes hacerlo aplicando las estrategias anteriores y, confiando en tu Creador.

Cuando empieces a sentirte mal contigo mismo

Tómate un momento para recordar todas las cualidades buenas que tienes. Dios ha puesto en ti talentos que ni te imaginas. Nuestro Señor confía en ti porque ya te conoce, desde antes de la fundación del mundo.

Si alguien o algo te deprime, no te sientas mal por defenderte.

No tienes por qué aguantar comentarios negativos sobre tus defectos, malos consejos o críticas fuera de lugar. No tengas miedo de decirle a alguien que su comentario no es constructivo o que te está cohibiendo.

En la Biblia existe una guía completa de cómo debes enfrentar las ofensas o conflictos. Filipenses 2:3-4, Filipenses 4:2-3, Santiago 1:5, Mateo 5:23-24.

Tampoco dejes que nadie te trate como si fueras menos de lo que eres, aunque sean amigos o familiares. No tienes que dejar que nadie te destroce. Todos fuimos hechos a imagen y semejanza de nuestro Dios, no tiene sentido que nos menospreciemos los unos a los otros.

No te metas en discusiones destructivas

Pero tampoco tengas miedo de defenderte. Si alguien te hace daño, aléjate. No dejes que nadie te arruine el día o tu salud mental. 

Conclusión

Tratar con las personas que bloquean tu crecimiento y tu bendición no es fácil, pero es esencial que aprendas a abordarlo. No quieres dejar que las personas negativas te impidan alcanzar tus metas y sueños.

No tienes que aislarte de las personas que bloquean tu progreso, pero debes aprender a abordarlas eficazmente. Si quieres que tu vida cambie, debes aprender a lidiar con las personas que bloquean tu crecimiento para que puedas perseguir tus metas y sueños sin ningún obstáculo.

Puedes convertirte en lo que fuiste creado para ser hoy, pero debes aprender a bloquear todo aquello que te impide crecer. Debes dar tus frutos, no esconderlos. Debes confiar en el Todopoderoso que te creó, te dio la vida y te ha guiado hacia el éxito en lugar de alejarte de él. Deja de prestar atención a esa barricada que el diablo ha levantado para impedirte alcanzar tus metas.

No temas, pídele a Dios que te muestre y te quite todo lo que te está bloqueando tu crecimiento. Hoy vas a florecer, porque eres justo. Recuerda que el justo florecerá como la palmera. Vas a crecer grande y frondoso como cedro en el Líbano.

13 Plantados en la casa de Jehová,

En los atrios de nuestro Dios florecerán.

14 Aun en la vejez fructificarán;

Estarán vigorosos y verdes,

Salmos 92:12-14

Close Ad