Limpiaste la cocina, luego los baños. Mereces un descanso. Pero antes de obtenerlo, debes hacerlo en un punto limpio. La sala de tu casa también sufre la acumulación de gérmenes. ¿Cómo los quitas? Piensa primero en qué sitios hay más sucio. ¡Listo! En los cojines de los sillones y las alfombras de las mesas. Para ello, busca alcohol de medicamentos, un cepillo de lavadero, una esponja y por supuesto: ¡Bicarbonato!

Primero ubica las manchas y le pasas el alcohol con la esponja. Luego frota con el bicarbonato y agua con el cepillo y te vas ayudando con el alcohol, simultáneamente hasta lograr quitarlas del todo.






¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus