2020-12-08

 Abre tus brazos a la vida. No temas si el frío del invierno golpea tus mejillas...

O si el calor del verano despierta el dolor de tus heridas.

Detrás de ti, cual guía soberano: padre amoroso, amigo sincero.

Jesús coloca sobre tus hombros sus manos y, hablando su palabra fortalece tus brazos;

Derramando en ti su poder,  diciendo:

"Estoy aquí, delante de ti, cual guerrero voy peleando.

Detrás de ti guiando tu corazón, tus decisiones, tus pensamientos afirmando.

Es hora de acelerar tu paso y de conquistar la tierra que te he dado.

Es hora de enfrentar la vida sin miedo, tomar la victoria tuya: para ti la he ganado.

Sin temor, abre tus brazos a la vida...”

 

Escrito por Hermes Alberto Carvajal

Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti...

 

Te puede interesar:

-         Mujer levántate

-         Un abrazo de amor y consuelo

-         Celebremos a Cristo como niños

-         Ciego y sin poder caminar

-         A quién más iremos