Hermosa modelo albina desafía a los bravucones que la llamaban "fantasma" en la escuela

2018-04-14

El envejecimiento es una parte natural de la vida que definitivamente no se puede evitar. Sin embargo, los alimentos que consumes pueden ayudarte a envejecer mejor, tanto por dentro como por fuera. 

Aquí hay 9 alimentos que pueden ayudarte a verte más joven. 

  

Aceite de oliva extra virgen. 

El aceite de olive extra virgen es una de las grasas más saludables que existen en la tierra. La investigación ha demostrado que puede ayudar a prevenir muchas enfermedades comunes asociadas con el envejecimiento. 

Reduce la presión arterial, reduce el riesgo de enfermedad cardíaca, ayuda a prevenir el síndrome metabólico y puede ser efectivo para combatir el cáncer. El aceite de oliva también puede ayudar a que tu piel luzca más joven. Los estudios sugieren que tiene fuertes efectos antiinflamatorios en la piel y puede proteger del daño solar. 

Además, casi el 73% del aceite de oliva se compone de grasa monoinsaturada, que se asocia con una mayor elasticidad y firmeza de la piel.    

Té verde. 

El té verde es rico en antioxidantes, que pueden proteger contra los radicales libres, que son moléculas inestables que se forman durante el metabolismo y en respuesta al estrés. Los antioxidantes cambian la estructura de los radicales libres por lo que no pueden causar daños. 

El té verde es particularmente rico en antioxidantes llamados polifenoles, que pueden combatir la diabetes, la resistencia a la insulina, la inflamación y las enfermedades del corazón. Los polifenoles también pueden ayudar a proteger el colágeno, la proteína principal en su piel. 

Esto puede reducir e incluso revertir parcialmente algunos signos de envejecimiento. En un estudio, las mujeres con piel dañada por el sol que fueron tratadas con crema y suplementos de té verde durante 8 semanas tuvieron mejoras en la elasticidad de la piel.   

Pescado rico en grasa. 

El pescado graso es realmente un alimento antienvejecimiento. Sus grasas omega-3 de cadena larga son beneficiosas contra las enfermedades cardíacas, la inflamación y la colitis ulcerosa, entre muchas otras enfermedades. Los estudios sugieren que también pueden proteger contra la inflamación y el daño que ocurre durante la exposición al sol. 

El salmón, uno de los tipos más populares de pescado graso, tiene un componente adicional que puede mantener su piel con un aspecto más joven. Contiene un antioxidante carotenoide llamado astaxantina, que es responsable del color rosado del salmón.   

Chocolate negro/cacao. 

El perfil antioxidante del chocolate negro es insuperable. Es incluso más poderoso que las bayas de acai, los arándanos y los cranberries. 

La investigación sugiere que puede reducir la presión arterial, aumentar la sensibilidad a la insulina y mejorar la función y elasticidad arterial. El chocolate contiene antioxidantes llamados flavonoides, que protegen la piel del daño solar. Sin embargo, la cantidad de flavonoides varía significativamente entre los diferentes tipos de chocolate. 

Un estudio mostró que el chocolate negro con alto contenido de flavanol duplicó la cantidad de tiempo que las personas podían permanecer bajo el sol antes de ponerse rojas. Esto no ocurrió en personas que comieron chocolate con menos flavanoles. 

Recuerde, cuanto mayor sea el contenido de cacao, mayor será el contenido de flavanol. Así que asegúrese de elegir chocolate negro con al menos un 70% de sólidos de cacao. 

 
Vegetales. 

Las verduras son extremadamente ricas en nutrientes y muy bajas en calorías. Contienen antioxidantes que ayudan a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, cataratas y cáncer. Muchas verduras también tienen un alto contenido de carotenoides como el betacaroteno. Estos pueden proteger contra la radiación solar y los radicales libres, que pueden provocar el envejecimiento de la piel. 

Algunas de las mejores fuentes de betacaroteno son las zanahorias, la calabaza y la batata. Muchos vegetales también son ricos en vitamina C, que es importante para la producción de colágeno y tiene fuertes efectos antioxidantes. 

Las verduras con el mayor contenido de vitamina C incluyen verduras de hoja verde, pimientos, tomates y brócoli. 

 
Semillas de linaza. 

Las semillas de linaza tienen sorprendentes beneficios para la salud. Contienen lignanos, que pueden reducir el colesterol, reducir el azúcar en la sangre y los niveles de insulina, al tiempo que disminuyen el riesgo de cáncer de mama y próstata. 

También son una gran fuente de un ácido graso omega-3 llamado ALA, que protege su piel de la radiación solar y puede reducir el daño de la piel relacionado con el sol.   

Granadas. 

Las granadas son una de las frutas más saludables. Su actividad antioxidante parece ser incluso más alta que la del té verde. Las granadas reducen la inflamación, ayudan a prevenir el daño de los niveles altos de azúcar en la sangre y pueden mejorar los resultados en pacientes con cáncer de colon. 

También ayudan a proteger la piel del daño solar. Además, los investigadores sugieren que las diferentes partes de la granada pueden trabajar juntas para reparar la piel dañada y aumentar la producción de colágeno.    

Aguacates. 

Los aguacates son ricos en grasa saludable para el corazón, fibra y varias vitaminas y minerales que son esenciales para la salud. También saben delicioso y son extremadamente versátiles. 

Además, los aguacates contienen compuestos únicos llamados alcoholes grasos polihidroxilados. Estos pueden combatir la inflamación, proteger su piel del sol y ayudar a reparar el ADN dañado. Su alto contenido de grasas monoinsaturadas y los antioxidantes luteína y zeaxantina proporcionan protección adicional para la piel y el ADN. 

 

Más: La vitamina B3 podría prevenir abortos espontáneos

Más: 5 remedios caseros con anís que te gustará aprender

Más: Beneficios de consumir frutos secos

  

Tomates. 

Los tomates proporcionan muchos beneficios para la salud, varios de los cuales se pueden atribuir a su alto contenido de licopeno. El licopeno es un tipo de carotenoide que reduce el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y cáncer de próstata. 

Los estudios demuestran que también puede proteger su piel de los dañinos rayos del sol. Cocinar tomates con grasas saludables, como el aceite de oliva, aumenta significativamente la absorción de licopeno en el cuerpo.    

Finalmente. 

Desafortunadamente, no hay manera de retroceder el reloj. Sin embargo, los alimentos en esta lista pueden ayudar a mejorar la función de tu piel y ayudarte a verte más joven. También te ayudarán a mantenerte más saludable y joven a medida que envejeces.