Mira El Fuerte Testimonio De Nancy Dunn La Hija De Un Líder Satánico.

2018-05-03

A pesar de que muchos se cepillan después de cada comida para lograr un aseo de los dientes óptimo, la gran mayoría lo hace de forma incorrecta. A continuación, te mostraremos 7 errores que estás cometiendo en tu rutina de cuidado dental:

  1. No ejerzas tanta presión con el cepillo

Quizás tratando de lavar bien los dientes ejercemos presión excesiva sobre el esmalte de nuestros dientes. Si tienes encías muy sensibles, compra un cepillo de dureza mediana. La elección de Cepillo es importante, busca uno que tenga mango largo para que puedas moverte con mayor facilidad.

Elegir un buen cepillo es importante, ya que algunos cepillos tienen cerdas que se doblan y no cumplen su función principal que es la de remover los restos de comida y eliminar la placa de tus dientes.

  1. Enseñar a tus hijos la importancia de la higiene bucal

Muchos padres no presta mucha atención a la higiene bucal de sus niños, estos mudan sus dientes a una edad temprana. Sin embargo, es importante que ellos aprendan la gran importancia que tiene la higiene bucal, aunque tengan dientes de leche.

Los dentistas recomiendan que debe cepillarse después de cada comida, y el cepillado debe durar aproximadamente entre 3 y 4 minutos.

El esmalte que recubre los dientes de los niños no es igual al de un adulto. Me sale como debe cuidarse las muelas. Revisa tu boquita a ver si encuentras allá duras por fisuras. Es estar pendiente a la higiene bucal de tus niños.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Nunca hay garantías en una relación de pareja, pero te daremos 7 claves para un matrimonio exitoso.

¿Sabes cuál es el mejor ejercicio para prevenir infartos?

7 remedios caseros naturales para la piel seca.

Mitos y verdades sobre el acné y las espinillas

Hábitos diarios que ayudan a reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Alimentos y suplementos que no pueden faltar en la dieta vegana

  1. No te olvides de las encías

Muchas personas al cepillarse se olvidan de las encías. Si tus encías tienden a sangrar, pues son muy sensible, debes acudir a tu odontólogo. Una simple inflamación podría derivar en una infección. Una higiene deficiente podría terminar en una periostitis, lo que acelera el proceso de caída de los dientes.

Cepilla tus encías con el cepillo de dientes. Consume alimentos sólidos, como la manzana. Antes de dormir realiza enjuagues bucales a base de salvia, guatapanal o una solución salina.

  1. Quita el sarro de tus dientes

Lamentablemente, el sarro no se quita cepillando tus dientes, debes ir al dentista. Las listas periódicamente a la cita con tu dentista, él te ayudará a eliminar la placa dental.

 

  1. Utiliza complementos para la higiene bucal

No olvides utilizar hilo dental y enjuagues. Esto es importante porque ayudan a combatir la placa y el sarro, pues pueden llegar a lugares donde tu cepillo no llega.

  1. Y tienes que usar aparatos, úsalos

Muchas personas creen que los aparatos dentales sólo funcionan durante la adolescencia, no es así. Aunque seas un adulto, los resultados son efectivos. Quizás llevé un poco más de tiempo completar el tratamiento, pero igual funciona. Con los aparatos dentales, no sólo enderezará tus dientes, sino que también te aseguras de visitar a tu dentista más a menudo, lo que quiere decir que tu higiene dental estará mejor supervisada.

 

 

  1. Mastica del otro lado

Todos tenemos un lado favorito para masticar, para sentarnos, para dormir... Los expertos recomiendan que intercambian los lados para masticar. Esta manera evitarás calcificaciones y desgastes excesivos en un solo lado de tu boca. Este tipo de desgastes y descalcificaciones alteran el funcionamiento de las articulaciones en la mandíbula. Además, estarías cargando todo el trabajo a un solo lado, evitando la limpieza y cuidado requiere todas y cada una de las piezas dentales.