10 Malos hábitos que dañan tu cerebro y afectan tu salud mental

2018-05-10

Las duchas son para más que usar champú, acondicionador y gel de baño. Las largas y calientes duchas sin que nadie te moleste y el tiempo para reflexionar sobre tu día son pequeñas rebanadas de dicha que llenan de gozo el alma. Pero desafortunadamente, a veces solo tienes tiempo para entrar, aprovechar al máximo tu tiempo y salir.   

Te comparto algunos tips de cómo puedes ducharte más eficientemente cuando lo necesitas aprovechando ese tiempo en el baño sin durar una eternidad para salir.   

Usa productos mejores y más rápidos.   

Hay muchos productos de belleza mejores y más rápidos que se esconden en el pasillo de belleza. Escoge aquellos que se aplican sobre la piel húmeda justo después de la ducha, pero antes de que te hayas secado. La fórmula se activa con agua para que penetre en la fuente de sequedad y así pueda hidratar la piel seca cuando se usa a diario. No se siente grasoso o pegajoso y puedes vestirte de inmediato. 

 
Trae tu cepillo de dientes.   

Es de conocimiento común que acondicionas tu cabello y luego te afeitas mientras tu pelo lo absorbe. Pero en los días que no tienes que afeitarte, puedes cepillarte los dientes en la ducha.   

Pero no solo en los días en que no te afeites. A veces es agradable saber que una vez que sales de la ducha, todo lo concerniente a hacer en el baño está hecho, esa es una grandiosa sensación de limpieza de pies a cabeza.   

Limpia solo las partes más sucias.   

Muchos jabones y productos para el cuerpo están cargados con ingredientes duros y secos, como fragancias y agentes espumosos. Afortunadamente, puedes salirte con la tuya saltando una espuma de cuerpo entero y solo limpiando tu piel por áreas. 

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Cómo hacer una limpieza de cutis en casa

Los infartos avisan un mes antes, mira cómo

Cómo criar hijos seguros de sí mismos

Karyn Grossman, dermatóloga en la ciudad de Nueva York, dice que realmente solo necesitas concentrarte en las áreas donde sudas más, por ejemplo, la ingle, las axilas, las nalgas y debajo de los senos.   

Agrega un poco de aromaterapia.   

¿Por qué no aplicar una dosis extra de aromaterapia a la ducha para energizarte, relajarte o hacer que te sientas más concentrado, mientras te limpias? Un infusor de ducha puede hacer el trabajo, haciendo que la ducha sea mucho más que una ducha.   

Es como un mini día de spa que comienza y/o finaliza bien el día para que todo lo demás pueda encajar un poco más fácilmente (al menos esa es la idea).   

Mantén una esponja de limpieza a mano.   

Este consejo es un poco menos de glamouroso y un poco más funcional. Tómate 30 segundos o menos al final de la ducha y usa el pie para que el piso de la ducha se humedezca suavemente. Hace que en los días de limpieza haya menos dolor de cabeza y evita que la suciedad se acumule debajo de tus pies. Después de todo, una ducha sucia es algo contradictorio, ¿verdad?.   

Cepillo seco.   

Si bien se ha desacreditado que el cepillado en seco elimina mágicamente tu cuerpo de celulitis y enjuaga las toxinas, no es un fracaso total. Reduce temporalmente la apariencia de la celulitis, rellena y exfolia la piel y simplemente se siente refrescante. Realiza unos pocos minutos antes de la ducha para hacer un cepillado en seco una o dos veces por semana. No puede hacer que la celulitis desaparezca, pero te hará sentir mejor.   

No que todas las veces que tomes una ducha lo hagas de esta manera, pero si para momentos en que andas apurado y necesitas ganar tiempo, pero a la vez quedar limpio y fresco en poco tiempo, estos super consejos te serán muy útiles.