Remedio Casero Eficaz Contra La Pérdida Del Cabello. Ellos Lo Usaron Y Mira El Resultado Que Lograron En Pocas Semanas

2018-04-13

El anís tiene muchísimas propiedades, ya sea en té, combinado con otros compuestos medicinales o consumido sin mezclar, el anís puede ser un aliado fantástico para que consiga el bienestar digestivo que tanto anhela y también pueda aliviar los dolores de cabeza.

El anís es una planta medicinal milenaria que, desde la antigüedad, ha sido utilizada por diversas culturas en aras de la salud humana. No sé en tu país, pero aquí conocemos dos tipos: anís de estrella y anís comino. Ambos tienen propiedades sorprendentes.

El anís estrellado (Illicium verum) se obtiene del fruto en forma de estrella de un pequeño árbhttp://www.beliefnet.com/espanol/alimentos-que-no-deben-combinarse.aspxol de hoja perenne de China. Esta especia es similar al anís, aunque las dos especies no están relacionadas. Ambas especies contienen el mismo ingrediente, anetol, en sus aceites esenciales, lo que le da su sabor a especias. El anís y el anís estrella son ampliamente utilizados en la producción de cocina, panadería y licores, pero como es más barato producir anís estrellado, es la sustitución gradual del anís en muchos mercados.

Tanto el anís como el anís estrellado se utilizan para diversos remedios caseros. Cada especia puede usarse como un soporte digestivo: para indigestión, náuseas, evitar la formación de gases o ayudar a deshacerse del gas. También son útiles para el reumatismo y la tos. Debido a que ambas especies contienen anetol, que se clasifica como fitoestrógeno (una sustancia extraña que tiene efectos similares al estrógeno).  Para la aromaterapia, se puede tomar anís y anís estrellado en el té, en los alimentos o masticando semillas. También puede mezclarse con aceites transportadores y aplicarse por vía tópica. Se recomienda que las mujeres embarazadas eviten usar aromaterapia. Con una pequeña cantidad de estas especias para darle sabor a las comida no es dañino para la mujer embarazada.

Hoy en día es bastante popular, no sólo por su contenido de nutrientes esenciales, sino también por su capacidad para prevenir y tratar una variedad de dolencias. El anis es útil en una variedad de enfermedades respiratorias como el asma, la tos ferina y la bronquitis. Una aplicación tópica es útil en el tratamiento de trastornos de la piel, como la piel grasa, la sarna y los piojos. Masticar las semillas ayuda a restaurar la respiración y el insomnio.

En realidad, se le atribuyen propiedades sedantes, carminativas y antiespasmódicas que, de manera alternativa, se utilizan a menudo contra problemas digestivos.

Además, también tiene efectos positivos en el apetito, reduce el nerviosismo, disminuye la recurrencia de los dolores de cabeza y mejora la gestión de los procesos inflamatorios.

Teniendo en cuenta que muchos aún no lo han intentado, a continuación queremos mostrarte 5 maneras de utilizarlo como un remedio casero eficaz.

  1. tratamiento natural con anís para el dolor de cabeza

Como resultado de su leve impacto analgésico, esta semilla puede llegar a calmar fuertes dolores de cabeza gracias a su capacidad para controlar la ansiedad y el estrés.

Su acción estimulante calma el sistema nervioso también reduce la tensión.

INGREDIENTES

1 cucharada de anís estrellado (15 gramos)

1 taza de agua (250 ml)

PREPARACIÓN

Añada el anís estrellado en una taza de agua hirviendo y luego cubra con la tapa esta infusión.

Dejarlo reposar durante 10 minutos y luego filtrarlo con un tamiz.

MODO DE USO

Ingerir el extracto cuando sienta signos de dolor.

Si crees que es esencial, tómalo dos veces al día.

 

  1. Remedio casero con anís para digestiones extremadamente pesadas

 

Las cualidades anti-inflamatorias y carminativas de la especia pueden ayudar a optimizar las digestiones pesadas, ya sea porque no toleramos algún alimento y este nos cayó mal o porque se nos fue la mano y comimos un plato demasiado copioso.

El anís tiene compuestos químicos activos que previenen la creación de gases en el intestino y, posteriormente, reducen la hinchazón abdominal y también la sensación de pesadez.

INGREDIENTES

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharadita de semillas de anís (5 gramos)

PREPARACIÓN

Añada una cucharadita de semillas de anís en una taza de agua hirviendo.

Cubra esta bebida calientita, espere a que se enfríe durante 10 minutos y luego cuele.

MODO DE CONSUMO

Beba este extracto 30 minutos después de comer platos abundantes. Aunque lo ideal es, sin ofender, que aprenda a controlar sus deseos de comerse todo lo que le ponen a la mesa.

Opcionalmente, usted puede volver a tomarlo a la mañana siguiente. Tome este remedio al menos tres veces cada semana.

 

  1. tratamiento con anís para limpiar los riñones

 

La mezcla de anís junto con otras plantas medicinales nos permite adquirir una bebida desintoxicante y anti-inflamatoria, perfecta para mejorar el funcionamiento de los riñones.

Su efecto estimulante aumenta la producción de la orina, expulsando las toxinas y metales pesados que se descargan a través de la función de los riñones.

Asimismo, reduce la posibilidad de desarrollar piedras y favorece la eliminación de gérmenes y bacterias que causan infecciones en el tracto urinario.

INGREDIENTES

1 taza de agua

1 cucharadita de anís verde (5 gramos)

5 hojas de menta secas

1 cucharadita de hinojo (5 gramos)

PREPARACIÓN

Beba una taza de agua y, cuando llegue a hervir, reduzca el calor y añada las hierbas.

Cubra la infusión y deje cocer a fuego lento durante 3 minutos.

Posteriormente, esperar a que se asiente a temperatura ambiente, 10 o incluso 15 minutos más.

Cuando es aceptable para la ingestión, filtre con un tamiz.

MODO DE CONSUMO

Tome la bebida después de sus dos comidas principales.

Ingiere, al menos, 3 veces cada semana.

 

 

Más: 6 exfoliantes caseros para la piel seca

Más: Beneficios y SECRETOS del jengibre para la salud de la mujer

Más: Alimentos que no deben combinarse

 

  1. Remedio casero con anís para las flatulencias

 

La actividad carminativa del anís hace que sea una gran alternativa para tratar las flatulencias vergonzosas  y recurrentes.

 

Su ingesta habitual reduce la creación de gases y mejora el procedimiento de digestión de sus comidas para evitar su fermentación en el intestino.

 

INGREDIENTES

1 cucharada de ramitas de anís picado (15 gramos)

1 taza de agua (250 ml)

 

PREPARACIÓN

Añadir las ramitas de anís en una taza de agua y poner a hervir, a fuego lento, durante 5 minutos.

Después apague la infusión y déjela reposar durante 10 minutos.

 

MODO DE CONSUMO

Consumir dos tazas de anís diariamente.

 

  1. remedio para el hipo con anís

 

El hipo, aunque a los niños les dé risa, puede resultar muy molesto. Se trata de un movimiento convulsivo e involuntario del diafragma que nos obliga una expulsar repentinamente el aire.

 

Aunque la mayoría afirma que no hay trucos para acelerar su recuperación, los tratamientos convencionales, como el que te enseñamos a continuación, tiene muy buenos resultados.

 

INGREDIENTES

1/2 cucharadita de anís (2 gramos)

1/2 taza de agua (125 ml)

PREPARACIÓN

Moler o aplastar una media cucharadita de anís.

MODO DE USO

Coma el anís molido y beba una media taza de agua enseguida.

¿Has escuchado sobre estas aplicaciones de anís? Como podrás ver es bastante conveniente tener anís a mano. Buen provecho y regresa por más cosas y casos de salud.