Beliefnet

Niña no tiene piernas y le falta un bracito, pero ella adora a Dios como quiera

ADVERTENCIA: El siguiente artículo contiene descripciones muy explicitas, las cuales podrían ofender o ser difíciles de entender para algunas personas, se recomienda discreción. PARA FINES INFORMATIVOS Y SÓLO PARA MAYORES DE 18 AÑOS

 

La ex estrella porno, Vanessa Belmond, de 25 años de edad, se retiró de la industria pornográfica después de siete largos años. Vanessa nos cuenta su experiencia en una serie de televisión británica llamada "Date MY Porn Star" (Conoce a mi estrella porno), Vanessa Belmont conversa con tres hombres -Jonathan, 40, Kevin, 20, and Danny, 23- en un video subido a YouTube. Ella cuenta sus terribles inicios en la industria de la pornografía cuando apenas tenía 18 años. Al parecer la industria la llevó más lejos de lo que ella pensaba. Vanessa ahora tiene mucho pesar y se ha convertido en voluntaria en una organización que lucha contra la pornografía llamada "antipornography. org"

 

“En realidad, nadie quiere salir con una estrella porno, stripper o escolta. En cuanto a la familia y tener hijos, yo estoy como...: '¿quién va a tener hijos con una ex estrella porno' ". Y aun cuando yo ya tenga 60 años, aún voy a tener esta pornografía en Internet. ¡Es como tener un virus o algo que nunca se va! ", dijo Vanessa al final de la entrevista.

 

En un principio la ex estrella porno creía que podía manejar la situación. Ella pensó en comenzar despacio, modelando desnuda con otras chicas, pero las cosas se salieron de control. Vanessa vivió en carne propia el lado oscuro y sucio de la multimillonaria industria de la pornografía, la cual lleva también en sus tentáculos a muchos cristianos, según archstl. org .

 

La información contenida en este sitio web señala que el 47 por ciento de los hogares cristianos informan que tienen problemas con la pornografía, mientras que una encuesta de 2006 mostró que el cincuenta por ciento (50%) de todos los cristianos y el veinte por ciento (20%) de todas las mujeres cristianas informaron haber sido adictos a la pornografía.


 "Enfermé de clamidia en mi primera escena. Yo estaba como '¡Oh, Dios mío! Esto es grave". En cuanto a las enfermedades de transmisión sexual, tuve clamidia unas tres veces o más. Tuve gonorrea. Tuve infecciones bacterianas muchas veces, y llegué a pensar que las pruebas podían mantenerme a salvo, ya que ellos lo hacen parecer como que todos son sometidos a exámenes. La cosa es que es que sólo te haces la prueba una vez al mes y durante todo ese mes ellos todavía tienen un examen "limpio", pero podrían haber conseguido algo", dijo.

 

Luego la ex estrella porno destacó que tenía que hacer cosas dolorosas y cosas que ella denominó como "antinaturales", como tener sexo anal y sexo con diferentes hombres.

 

"En mi primera escena anal tuve que tomar analgésicos porque fue muy doloroso. Tuve un montón de desgarros vaginales, desgarros anales ", dijo la ex estrella porno. También dijo que cuando estaba bajo los efectos de los fuertes analgésicos, mientras hacía las escenas de sexo anal, le era más fácil sonreír y actuar como si estuviera pasando un buen momento.

 

“Tener relaciones sexuales con varios hombres a la vez fue particularmente muy difícil para mí.

De hecho, empecé a sangrar en una de esas orgías", dijo. "Mentalmente es muy difícil porque es como si estuviera haciendo algo tan poco natural. Estás dejando que cuatro, cinco, seis, siete, ocho hombres tengan relaciones sexuales contigo. Eso no es una cosa natural", agregó Vanessa.

 

Al final de la entrevista, los hombres que la escucharon  dijeron estar conmocionados y entristecidos por la historia de Belmond.

 

"Me siento muy, muy mal por ella. Ella ya no puede volver atrás y cambiarlo", dijo Kevin después de terminada la entrevista.

 

"Me ha tocado, me ha hecho sentir mucha simpatía por la joven", dijo Danny. "Es extraño. Realmente no puedo describirlo. Sólo puedo estar agradecido de que ella nos contara eso", añadió.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus