Beliefnet

Nueve personas murieron en un incendio masivo en Oakland California

Jessica Cox jamás se ha dado por vencida. Nunca ha puesto límites a su discapacidad; y a sus 32 años, esta mujer norteamericana es piloto con licencia. Definitivamente, haber nacido sin brazos no le ha impedido en lo absoluto alcanzar las metas que se ha propuesto en la vida.

Más que una simple fotografía

El emotivo encuentro entre Jessica y la pequeña Ruth tuvo lugar en Oshkosh, Wisconsin. Ruth, una niña de 3 años quien también nació sin brazos, estaba conmovida al conocer a la mujer que para ella es su heroína. 

Pranke, la madre de la pequeña, relató emocionada lo significativo que ha sido este encuentro y se mostró agradecida por el interés de Cox en conocer a su hija. La reunión quedó impresa en una foto compartida en las redes sociales, en la que se ve a Cox "abrazando" a la pequeña. 

Según la madre, la pequeña nunca olvidará este encuentro, pues ha sido fuente de inspiración. Saber que Jessica ha superado enormes retos en la vida, les da esperanzas de que su hija pueda vivir una vida plena, sin límites. ¡No tiene nada que temer!



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus