Beliefnet

 

VOLVER AL INICIO DE ESTA HISTORIA, CLIC AQUÍ
 

[…] Davi nació antes de lo esperado, pesando 645 gr. y midiendo 28 cms. Todos estaban conscientes de que la batalla que les esperaba iba a ser dura, pero no imaginaron que el pequeño Davi libraría una batalla de gigantes; y gracias a la ayuda de Dios, y a la dedicación de un ejército de médicos y profesionales de la salud, el pequeño Davi ganó la batalla.  

Imagine usted, por todo lo que tuvo que pasar: a los 11 días, se le realizó una cirugía de corazón. Con esta cirugía, el pequeño Davi perdió 105 gramos.

A los 75 días de nacido, se le practicó una cirugía de retina; y con apenas 4 meses, ya se le había eliminado dos hernias. 

Davi aún continuaba intubado, permaneció así por 91 días. A esto se le deben sumar 20 días en CPAP (presión positiva continua en la vía aérea), 16 transfusiones de sangre; y con todos estos procedimientos, este angelito llegó a pesar 540 gramos. Pero seguía aguantando, no se rindió. Estas dificultades podrían haber vencido a un gigante, sin embargo, este pequeñin siguió adelante y con la ayuda de  Dios logró vencer. 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus