Beliefnet

Crear agua del aire, una solución para una crisis mundial


Un equipo de científicos japoneses y europeos de la Universidad de Tokio han desarrollado un circuito electrónico ultra-delgado y flexible, mucho más liviano que una pluma y puede ser arrugado papel.

Los avances recientes en electrónica han permitido concebir dispositivos cada vez más pequeños, rápidos y sobre todo, más inteligentes. Ahora los expertos en electrónica han desarrollado un circuito electrónico que puede adaptarse a todas las formas del cuerpo humano. Esta ventaja puede ser aprovechada por personas que han sufrido amputaciones para que puedan tener un mayor control sobre los miembros artificiales. Esta tecnología ha hecho posible la creación de equipos totalmente imperceptibles, que no incomodan para nada al usuario. Así como también este avance electrónico permitirá la creación de prótesis altamente sensibles, que puedan funcionar en ambientes húmedos, incluso en la ducha.

[Artículo relacionado: Avances en el autismo]

"Ahora, se puede envolver cualquier objeto con esta lámina-sensor electrónica, no sólo un bolígrafo, incluso también puede envolverse un cabello humano", dijo el líder del proyecto Martin Kaltenbrunner.

[¿Ya leíste: El extraño caso de una mujer que le crecen uñas en lugar de vellos?]

 "Nunca antes ninguna otra lámina-sensor ha podido ajustarse tan fácilmente, incluso se ajusta a las arrugas de la piel y se adapta incluso a los codos o nudillos de los dedos, las cuales son áreas de mucho movimiento, y aún así funciona a la perfección".

Este es un paso más en el desarrollo de una piel ultra-sensible e "inteligente", la cual podrá recoger información sobre el organismo y el medio ambiente. Además, los circuitos de esta piel inteligente podrían ser utilizados para imitar la piel humana en robots o viceversa.

[Una serie increíble: Personas con "discapacidades" que llevan una vida asombrosa]

La invención es un gran paso en la búsqueda del desarrollo de productos electrónicos que se integren perfectamente tanto al cuerpo humano como al medio ambiente. Los dispositivos médicos que son más delgados que una envoltura de plástico, se pueden colocar en cualquier parte del cuerpo, incluso, en el cielo de la boca. Los dispositivos que se colocan dentro de la boca podrían ayudar a las personas con dificultades en el habla.

[La ventana que le habla a tu cráneo: ¡Un dispositivo aterrador!]

[Huérfano habla 10 idiomas para ganarse la vida]

Envolver circuitos en torno a las áreas con deficiencias en el cuerpo humana permitiría a los usuarios recopilar más datos sobre la temperatura corporal o la información del medio que lo rodea, como la exposición solar o la sensación térmica.

"Debido a que los costes de fabricación en la electrónica orgánica son potencialmente bajos, las láminas electrónicas imperceptibles podrán ser tan comunes en el futuro como lo es hoy una envoltura de plástico", escribieron los científicos.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus