Oración para alejar la Tristeza, la Depresión y la Soledad

¿Eres de las personas que deben madrugar pero detestan hacerlo? Si es así, de seguro sufres porque ya sea por el trabajo, estudio o cualquier otra actividad, debes madrugar y esto te hace sentir muy cansada y agotada durante el resto del día. 

Si te gusta madrugar o si debes hacerlo, y aun así debes cuidar tu salud. Porque es lo primero que sale afectado en estos casos. El cansancio, el no dormir bien, el simple hecho de forzar al cuerpo a algo que no quiere o no se siente capaz de hacer, hacer que la persona se irrite o viva irritada, y el mal humor puede dañar hasta la piel. Tu estabilidad emocional, se ve comprometida con el cansancio. Entonces, para acabar con ese sentimiento ahogante que sientes en las mañanas al levantarte muy temprano, debes adaptarlo a tu rutina, acostumbrar al reloj humano de que esa es la hora de despertarse. Existen muchas técnicas que puedes lograr para erradicar el cansancio y el fastidio que sientes a esas horas del día. Presta atención a estos tips para que puedas mejorar tu vida. 

Dormir por lo menos siete horas es lo ideal para darle al cuerpo ese descanso merecido. Las ojeras se acabarán y la espalda no te dolerá nuca más. Rendirán en el día y serás una persona más coherente, nada fastidiada y feliz. Has una lista de actividades diarias, y promete hacerlo todo ese día, entre las posibilidades establecidas. Antes de caer la noche, verás que ya no tienes actividades pendientes, y podrás acostarte temprano. Si mantienes una vida activa, verás cómo a las 9 de la noche, podrás estás descansando. 

Sentirte como una persona agradecida por todo lo que tienes en la vida, es un mantra que debes repetir a diario. Porque eso te hace valorar lo que tienes, y te da valor para conseguir alcanzar tus propósitos. Eso es un ejercicio para la mente y la vida misma. Cuando tienes el alma llena de positivismo, el cuerpo también agradece tu felicidad. Tu rutina de agradecimiento debes desplegarla justo al levantarte. 

No dejes de desayunar ni de hidratarte. No puedes comenzar la mañana sin al menos un bocado de comida o sin una taza de té o café. El desayuno es la comida más importante del día. Por eso, debes darle buen alimento al cuerpo para que se mantenga sano y enérgico para enfrentar todas esas actividades de tu lista. Intenta siempre tomar mucha agua. El agua hará que te revitalices y no te sientas con cansancio. 

La energía no solo se puede lograr con comida o agua. Tampoco solamente, tomando una bebida energizante. Es más, intenta no tomar la adicción de las bebidas energizantes. El ejercicio puede darle un plus de actividad a tu día. En al lista de actividades por hacer, incluye el caminar, ejercitarte bien sea fuera o dentro de tu casa. Puedes comenzar bailando tus canciones favoritas. El baile es un ejercicio en potencia. Y luego, sal a la jornada laboral o de estudio. Si te organizas bien, verás cómo te dará tiempo para todo. 

Pon como prioridad las actividades que más que hacen feliz. Hazla con determinación, intenta comenzar siempre una actividad con buen pie, de forma positiva. La vida no es fácil, y a veces nos toca hacer actividades que no gustan mucho. Pero cada cosa tiene su lado bueno, enfócate en ello


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus