Beliefnet

Tres homosexuales mueren de meningitis en el condado de Los Ángeles

Cada mañana, durante un mes, Lizette Borreli y Samantha Olson tomaron una mezcla de sésamo, girasol, coco y aceites de menta; dejando que salpicara contra las partes internas de sus mejillas. Esta mezcla vino de una botella de “Guru Nanda” aceite para enjuague, y cada mañana se enjuagaban con un par de cucharadas y hacían buches de entre cinco a 15 minutos.


Los que utilizan este método aseguran que el enjuague con aceite trabaja mediante la extracción de toxinas y bacterias solubles en aceite en la boca. Además, reclaman que es capaz de mejorar la salud oral y sistémica, incluyendo beneficios en condiciones tales como dolores de cabeza, migrañas, diabetes mellitus, el asma y el acné; así como blanquear los dientes, con tan solo ejuagar varios minutos las paredes de la boca y entre los dientes; se sacan toxinas y bacterias no deseadas. 

La Asociación Dental Americana investigó la práctica en 2014, debido a su rápido crecimiento en popularidad y encontró que no había pruebas suficientes para proporcionar una respuesta definitiva a los pacientes y los profesionales de la odontología sobre sus beneficios. De hecho, la salud oral no es el único aspecto potencialmente beneficioso del enjuague con aceite.

En 2013, un estudio publicado en el Diario de investigación sobre enfermedades cardiovasculares, reveló la capacidad del aceite de sésamo para proteger el corazón con su alto contenido de vitamina E y antioxidantes; se absorbe a través de los capilares de la nariz hasta el torrente sanguíneo durante el enjuague bucal con aceites. Aparte de la salud del corazón, también se ha dicho que el enjuague con aceites reduce el riesgo de inflamación, osteoporosis, enfermedades gastrointestinales, enfermedades pulmonares, trastorno de la articulación temporomandibular (ATM), enfermedades de la piel, congestión nasal, fatiga crónica, insomnio y más.

Dos estudios en particular han investigado los efectos del enjuague con aceites en la salud oral: uno de 2008 trató de determinar cómo es que enjuagarse con aceites de sésamo afectan a la bacteria del estreptococo, un contribuyente común a la caries dental. Entre un grupo de niños que usó el enjuague con aceites y un grupo que usó enjuague bucal de clorhexidina, los investigadores encontraron que 10 minutos de enjuague con aceite cada día reduce las bacterias en la placa y la saliva significativamente después de una a dos semanas. Del mismo modo, un estudio de 2009 comparó los efectos del enjuague con aceites en la gingivitis inducida por placa encontró que hizo un mejor trabajo que el enjuague bucal antes mencionado en la reducción de los índices de placa y gingivitis dentro de los 10 días siguientes.

Los investigadores del estudio de 2008 sugirieron que el enjuague con aceites podría ser una buena ayuda para la salud oral, y es seguro decir que tanto Samantha y Lizzeth creen que el enjuague con aceites puede ser beneficioso para los dientes y las encías. Pero cuando se trata de otros efectos en el cuerpo, la evidencia científica es totalmente turbia, porque no existe.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus