Beliefnet

Un padre encuentra un propósito en la vida, después del suicidio de su hijo

Esta madre británica ha establecido un precedente en Reino Unido, pues ha ganado el caso en los tribunales en los que solicitaba la "muerte con dignidad" de su hija de 12 años, la cual padecía múltiples complicaciones de salud. 

Tras escuchar los gritos de dolor durante todo un fin de semana, determinó que debía poner fin a ese sufrimiento. Sólo fueron necesarias unas 324 palabras para convencer a  la Corte Suprema del Reino Unido de conceder dicha petición a la madre. En su carta, Charlotte Fitzmaurice argumentó los problemas de salud que aquejaban a la pequeña Nancy Fitzmaurice, quien además padecía septicemia y no podía caminar, hablar, comer o beber. 


MÁS...


Nancy nació ciega y según el diario británico Mirror, su estado de salud fue empeorando conforme iba creciendo. Su salud se deterioró tanto que en sus últimos días de vida necesitaba de atención médica las 24 horas del día. Las enfermeras que la atendían en el Hospital Great Ormand Street de Londres,  debían alimentarla, hidratarla y medicarla a través de tubos. Su madre se vio obligada a dejar su trabajo para cuidarla. Sin embargo, ya nada se podía hacer por mejorar su condición, según afirmó la afligida madre. 

“Mi hija ya no es mi hija… ahora no es más que un envoltorio”, escribió Charlotte Fitzmaurice a la Corte Suprema, indicando además que... CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE


HAZ CLIC AQUÍ PARA CONTINUAR LEYENDO ESTA HISTORIA



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus