Beliefnet

Le dieron el último adiós a su bebé, pero Dios tenía otros planes


Johnny Barne tiene 88 años de edad y es oriundo de la ciudad de Bermudas, de donde ha mantenido una filosofía: saludar a la gente, les da energía. Así que se ha mantenido durante años en un ritual un poco inusual para muchos, pero que nos enseña a darle valor a los detalles de la vida.

El “Sr. Feliz”, como se le conoce por las personas cercanas a él, suele dar saludos a todas las personas en la calle desde las 2:00 am; deseándoles una mejor vida todos los días. Si tienes curiosidad de ver de qué se trata, no dejes de ver el siguiente vídeo.

MÁS...
Doctor afirma tener evidencias de la existencia de vida después de la muerte
Modelo coreana desfigura su rostro por querer ser más bonita
Impresionantes barbies humanas


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus