Beliefnet

Una novia de Florida que pidió de regalo a sus invitados de boda hacer actos de bondad dice que todavía está viendo el impacto de su petición, un mes después de la boda.


"Realmente me divertí mucho con eso" dijo Leigh McManus de la petición a sus 100 invitados a la boda. "Me parece que cada vez que alguien hace un acto de bondad al azar, se sorprenden de lo mucho que se benefician tanto la persona a la que se ayuda como la persona que están ayudando."


McManus, de 36 años, y su marido, de 41 años de edad, James Clark Jr, se casaron el 26 de septiembre en la isla de Sanibel, Florida. En las semanas previas a la boda incluyeron una solicitud especial en las invitaciones. “Invitamos a las personas a participar si así lo sentían, a realizar una acto de caridad como regalo y luego enviarlo a nuestro Email, textearlo o usar el hashtag #kindleigheverafter ”.

Conforme se iba acercando la boda, McManus dijo que recogió un gran tesoro de actos de bondad realizados por sus invitados. La recién casada contó que las buenas obras no se han detenido desde la boda.

Una de las damas de honor, Emily Schairer, donó alimentos para mascotas a un refugio de animales local porque ella y su pequeña hija, Chloe, aman los gatos.

Otra de las damas llevó una caja de donas a las empleadas de un salón de belleza, y un amigo de la infancia le regaló un bote de helado al guardia de seguridad de su edificio.

Otros compraron comida para un extraño, entregaron cupcakes sorpresa, horneáron galletas para el repartidor de UPS y donaron suministros a un refugio para mujeres. Incluso la pareja donó sus arreglos florales de boda a un asilo de ancianos.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus