Beliefnet

A la vida de mi esposo regresó su novia de hace veinte años

“Espero que un día podamos volver a vernos en el cielo”, escribió Diego González, el niño de 11 años que se quitó la vida por no aguantar más el colegio.

"Papá, mamá, de estos 11 años que llevo con vosotros han sido muy buenos y nunca los olvidaré como nunca os olvidaré a vosotros"...

Así comienza la triste carta de un niño que se despide de la vida... Esto no debió pasar.

El pequeño Diego González, de tan solo 11 años de edad, dejó escrito un mensaje para su familia en la ventana del departamento, la misma ventana que utilizó para lanzarse al vacío: ‘Mirad en Lucho”, al referirse que buscaran en el muñeco llamado Lucho. 

La carta muy dolorosa, una dramática carta de despedida. ¿El motivo? Diego no quería ir más al colegio, donde supuestamente sufría acoso escolar o bullying. La madre del niño ha pedido que se abra una investigación en la escuela. 


El desgarrador texto se ha difundido ampliamente en las redes sociales, y lamentablemente son muchos los usuarios que afirman que al menos uno de sus hijos (o ellos mismos) han sufrido bullying en la escuela. 


Diego junto a sus padres. Este es un caso que ha dejado a todos sin palabras... es demasiado doloroso

Esta es la carta original, difundida por “El Mundo”

A continuación la carta de Diego:



“Papá, mamá, estos 11 años que llevo con vosotros han sido muy buenos y nunca los olvidaré como nunca os olvidaré a vosotros.

Papá, tú me has enseñado a ser buena persona y a cumplir las promesas, además, has jugado muchísimo conmigo. Mamá, tú me has cuidado muchísimo y me has llevado a muchos sitios. Los dos sois increíbles pero juntos sois los mejores padres del mundo.

Tata, tú has aguantado muchas cosas por mí y por papá, te estoy muy agradecido y te quiero mucho. Abuelo, tú siempre has sido muy generoso conmigo y te has preocupado por mí. Te quiero mucho.

Lolo, tú me has ayudado mucho con mis deberes y me has tratado bien. Te deseo suerte para que puedas ver a Eli. Os digo esto porque yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir. Por favor espero que algún día podáis odiarme un poquito menos.

Os pido que no os separéis papá y mamá, sólo viéndolos juntos y felices yo seré feliz. Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo. Bueno, me despido para siempre. Firmado Diego.

Ah, una cosa, espero que encuentres trabajo muy pronto Tata”.




VER TEXTO ORIGINAL DE LA CARTA DE DIEGO, AQUÍ

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus