Beliefnet
Por más de 14 años, un fotógrafo con sede en Oregon, Ben Moon, y su perro, Denali, eran los mejores amigos. Viajaron por todo el Occidente, compartieron juntos un estilo de vida "nómada".
El fotógrafo dijo que en un primer momento, ni siquiera estaba seguro de que quería un perro. Pero cuando vio a Denali en el refugio, al instante estuvieron conectados. "No sé, era una de esas cosas donde me sentí elegido por él", dijo.

Denali estaba allí en los buenos y malos momentos de la vida de Moon. Uno de esos momentos fue cuando Moon fue diagnosticado con etapa III de cáncer colon-rectal en 2004.
Moon dijo que mientras él estaba siendo tratado de cáncer, su perro era una fuente constante de fuerza y apoyo.

"Lo que es realmente especial acerca de los perros es que están ahí para ti, y que en realidad no esperan nada", dijo.

Una década después de que Moon venció al cáncer, Denali comenzó su propia batalla contra la enfermedad. Como era evidente que su tiempo se acortaba, la pareja fue filmada por un amigo en su lugar favorito, la playa.

Moon dijo que su amigo tenía la idea de filmarlos a los dos antes de que Denali muriera "porque vio el lazo allí".

"Le pregunté a mi perro si podía, por favor, quedarse [para el rodaje], porque significaría mucho para mí", dijo.

Las imágenes son ahora un cortometraje, llamado Denali. La película, contada desde el punto de vista del perro, es un homenaje al vínculo especial entre un hombre y su perro.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER EL CORTOMETRAJE




¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus