La autora del libro "The Secret History of the War on Cancer" (La Historia Secreta de la Guerra Contra el Cáncer) de la Dra. Devora Davis revela los peligros de las radiaciones emitidas por los teléfonos móviles.

Muchas personas ignoran lo peligroso que puede ser para su salud los teléfonos móviles. De hecho, la Dra. Davis ignoraba estas amenazas, pero ella decidió indagar y estudio el caso. Ahora las evidencias científicas que tiene respaldan sus sospechas y está tratando de dar a conocer a las personas cuán peligrosos pueden ser los celulares para tu salud. Es más, según su estudio, estos pueden llegar a ser mortales.

Según los resultados de sus pruebas, el celular interfiere en el ADN, lo que es altamente nocivo. Uno de los casos de estudios involucra a una joven mujer que no tenía predisposición al cáncer, como se pudo confirmar con exámenes genéticos. La joven se cuidaba, hacía ejercicios y tenía una vida muy tranquila, hasta que contrajo cáncer de mama.

Su caso ha sido documentando en la revista estadounidense Environmental Health Trust. Los investigadores descubrieron que la joven tenía el mal hábito de colocar su teléfono celular junto a sus senos. Es decir, lo guardaba en su sostén.

Lo curioso de este caso es que el cáncer se desarrolló justo en el lugar donde ella solía poner el teléfono. John West y Robert Nagourney, expertos en cáncer, concluyeron que es muy fuerte la tesis de que un celular pudiera causar cáncer en la joven. Pero entienden que la población debería tomar precauciones al respecto. Aconsejan a las mujeres no colocar el celular en su sujetador o en los bolsillos de camisas o pantalones.

Se requieren de más investigaciones, pero existen otros estudios relacionados en el que las pruebas han mostrado que el celular podría alterar el ADN y causar serios problemas de salud. Por ejemplo, según estudios realizados en Suecia, el uso prolongado de estos aparatos aumenta en un 240% el riesgo de desarrollar tumores en el cerebro.

En este estudio participaron 2.200 pacientes con cáncer y 2.200 pacientes sanos. Según el líder de esta investigación, el Dr. Kjell Mild, el uso de los celulares aumentó en un 240% el riesgo de contraer cáncer en el lado de la cabeza que el usuario utiliza más su teléfono.

El estudio también se refiere al uso prolongado del celular, y resaltaron la gran cantidad de personas que duermen cerca de estos aparatos.

Otro estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, resaltó que dejar el celular en el bolsillo de los pantalones puede contribuir con la infertilidad masculina.

En el estudio de la Universidad de Exeter se tomaron 1.492 muestras de espermas. Estas fueron expuestas a radiación del mismo tipo que irradia el celular y presentaron una reducción en la motilidad de un 8% y se redujo en un 9% la viabilidad de los espermatozoides. Esto demuestra una reducción de la actividad en los espermatozoides vivos. Por otro lado, no solo la radiación afecta, también los celulares cuando están en los bolsillos elevan la temperatura de la zona del testículo adjunto, lo que compromete la calidad de los espermatozoides.

Medidas para reducir el efecto negativo de las ondas electromagnéticas del celular:

- No utilice el celular conectado.
- Emplee auriculares o use el altavoz.
- Si está embarazada, mantenga el celular lejos de su panza.
- No use en lugares donde la señal es pobre, como dentro del coche, ascensores o habitaciones muy pequeñas, ya que el celular usará más potencia para buscar la señal.
- Cuidado con ciertos gadgets que prometen reducir la radiación, ya que la mayoría empeora la situación al forzar al celular a transmitir con mucha más potencia.
- Prefiera comunicarse usando mensajes de texto en lugar de hacer llamadas.
- Evite guardar los teléfonos en los bolsillos.
- No duerma con el celular cercano a su cuerpo. Es más, mejor apáguelo o sáquelo de la habitación.

OTROS ESTÁN LEYENDO:
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus