Las malteadas que venden en Nueva York son increíblemente hermosas y gigantescas.

Muchas veces has dejado de dedicarle unos 10 0 15 minutos a cosas realmente importantes para ti, tu familia o algún ser querido, simplemente porque no tienes tiempo.
Dicen que no existe la falta de tiempo, que en realidad se trata de falta de interés, porque cuando la gente cuando quiere, la noche se hace día, el miércoles se vuelve domingo y un momento se vuelve oportunidad.

La verdad es que la falta de interés es cruel, pues duele, y mucho. Incluso va más allá de la decepción, son crueles punzadas que desgarraran el alma.
Cuando nos damos cuenta de esto, algo se quiebra en nuestro interior y nos invade una ola de decepción, de miedo y de tristeza. En ese momento, nos percatamos de que no podemos esperar a quien no quiere ser esperado.

Tu actitud siempre será tu mejor vestido

A partir de hoy debes prestarle más atención a las cosas que sí valen la pena.

-Saca tiempo para ir a caminar, pues sabes que trabajas demasiado tiempo sentado y, si no te mueves con el tiempo tendrás serios problemas de salud.
-Escucha a tus hijos cuando te hablan, cuando te quieren contar algo que les pasó en la escuela mientras estás muy ocupado en otra cosa que consideras "más importante".
-Llama a esa amiga o amigo que por mucho tiempo ha estado esperando tu llamada.

Tener un hijo varón es como llegar a tener un verdadero príncipe azul

- Llama a tus padres, visítalos, quizás cuando quieras hacerlo, ya no será posible, pues habrán partido.

¿Lo ves? No se trata de que no tienes tiempo, se trata de que no tienes interés.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus