Beliefnet

Mujer pervertida viola y destruye inocencia de hombrecitos

CANCUN, México.- El locutor Daniel Guevara Mena llevaba dos meses en estado de coma, luego de las complicaciones que generó una liposucción que fue realizada por un cirujano plástico en Cancún. Guevara Mena murió ayer en la Clínica de Alta Especialidad de Mérida. 

Su abogado, Roberto Andrés Acero Garavito, se presentó el día de hoy en el "Hospital General Jesús Kumate", para solicitar una copia de los registros médicos de Daniel, conocido como "El chamaco de Guevara", de 33 años de edad, y quien radicaba en el Distrito Federal. 

El joven locutor condujo en Mérida, en la estación Retro FM en el 103.1 el "Programa sin nombre” para el Sistema RASA, y posteriormente se unió al Grupo Televisa Radio.

El 11 de febrero, Guevara Mena, quien sufría de obesidad mórbida, es decir, tenía el doble de su peso,  se sometió a una liposucción en Cancún. Cirugía en la que el doctor esteticista, Juan Arturo Hernández Montejano, extrajo 12 litros de grasa abdominal, cuando el límite máximo prudente es de cuatro litros, lo que le generó diversas complicaciones que se fueron agravando, hasta que Guevara no resistió más y perdió la batalla por su vida. 

Después de la cirugía, Daniel fue enviado a otro hospital y posteriormente fue atendido de emergencia en el Hospital General, en donde “prácticamente le salvaron la vida, porque llegó con parte del abdomen en un estado de descomposición. 

La cirugía se llevó a cabo el 11 de febrero, él llegó a la clínica 16 ó 17 de febrero. Después de ocho agujeros en el intestino delgado, producto de la liposucción, lo que necrosó el tejido muscular adiposo de la piel; contaminando así los intestinos y todo el cuerpo del muchacho”. 

“Cuando es operado en el Hospital General, le salvan la vida, tras practicarle una operación; había ya tejido necrosado (descompuesto) que estaba infectando su organismo. Después de la operación, él llegó al Hospital Americano con una falla renal, cardiaca, respiratoria y tenía lesiones en los pulmones. De aquí se lo llevaron a Mérida a un hospital de mejor nivel, pero desafortunadamente… perdió la batalla”, narró el abogado. 

El Colegio de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos de Quintana Roo, han advertido en este caso que cualquier médico especialista con el entrenamiento adecuado en medicina estética habría tenido en cuenta la situación de Guevara Mena en la que no era recomendable una liposucción. Esta estaba contraindicada. 

Además, el Colegio de Cirujanos condenó la cantidad de grasa abdominal que se sustrajo al paciente, pues ello puso en peligro su vida. 

“La liposucción es una contraindicación absoluta, ya que la liposucción no es para perder peso, ni para adelgazar, es una técnica de remodelación y los parámetros para determinar la eliminación de grasa sin riesgo, son completamente estudiados". 

El abogado dijo que la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo, en donde opera una denuncia por lesiones, tendrá que reclasificar el delito a “homicidio culposo”, ante el fallecimiento del paciente. 

“Al fallecer esta persona, durante la averiguación previa, la cual cambia completamente su... CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE...
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus