A todos nos gusta que nos quieran, pero sin lugar a dudas, lo que más nos gusta es sentirnos amados y deseados por nuestra pareja.

La rutina, en muchos matrimonios, es la causa principal de los primeros problemas serios en la pareja. Si no me crees, lee también “13 enemigos de tu matrimonio”.

No debería sorprendernos que las investigaciones afirmen y demuestren que pasamos gran parte de nuestra vida soñando despiertos. Una fascinante investigación publicada Personality and Social Psychology Bulletin y realizada por el psicólogo israelí Gurit E. Birnbaum  Ph.D. y sus colaboradores demuestra lo siguiente: 

1. Tu marido busca el contacto físico para sentirse amado

Birnbaum y su equipo decidieron ahondar más en las fantasías sexuales, por lo que tomaron una muestra de 48 parejas para descubrir cómo sus fantasías sexuales se relacionaban con sus sentimientos entre sí, pero lo más importante, cómo sus personalidades afectaban la relación en general. Estas cualidades de la personalidad, llamadas estilos de apego, reflejan los modelos mentales que tenemos de nosotros mismos en relación con otras personas y no solo para sentir placer.

La teoría del estilo de apego dice que cuando eres un bebé y comienzas a desarrollar estos modelos mentales basados en la manera en que tus cuidadores te tratan, si usted se siente seguro y cuidado, usted en sus relaciones adultas tendrá un estilo de vida "seguro". Sin embargo, si usted siente que lo abandonan, puede llegar a sentirse ansioso y tan temeroso que no puede contar con alguien en una relación cercana, por lo que parecerá necesitado y dependiente. 
Cuando se trata de sexo, Birnbaum y sus colaboradores propusieron que las personas que no se sintieron cuidadas cuando pequeños usarían el sexo para satisfacer sus necesidades para sentirse seguros. Es decir, los hombres que se sienten rechazados por sus esposas en la intimidad buscan acercarse a su mujer solo por el contacto físico que tú estás dispuesta a darle. Si sienten que la relación está amenazada, usan el sexo como una manera de calmar sus temores. 

2. Te pide que tú tomes las riendas en la intimidad

El 83% de los hombres encuestados durante un estudio realizado a 150 parejas casadas dijeron que no creen que sus esposas entiendan sus necesidades sexuales, dejando a sus maridos insatisfechos y fantaseando.
Si tu marido te insinúa que desea que te hagas cargo es porque él te ama, incluso hasta más que antes.

3. Te sigue besando en la boca

¿Por qué los seres humanos se besan en la boca? Una de las teorías explica que el beso en la boca es algo casi exclusivo de los seres humanos y lo hacemos porque, simplemente, nos sentimos bien. 
Besarse en la boca es un acto íntimo. Para besarse se necesita conexión, aceptación, atracción... Si tú y tu pareja se besan a menudo, tienen una relación fuerte. Más fuerte o igual que al inicio de su relación, cuando aún eran novios y no pensaban casarse.

4. Te come con los ojos

En uno de los 13 enemigos de tu matrimonio hablamos de cómo algunos hombres jamás se dan cuenta (aparentemente) de los cambios que se hace su mujer. En algunos casos el hombre nunca es capaz de darle un piropo a su mujer y decirle o reconocer lo bella que se ve. Sin embargo, puede ser que tu esposo no te diga nada, pero te come con la mirada.

5. Saber que han forjado un pasado, un presente y un futuro juntos, lo enloquece

Solo observa cómo se te queda mirando tu esposo cuando estás junto a tus hijos o cuando estás podando y arreglando el jardín. Tal vez no eres muy consciente de esto, pero él se siente orgulloso de estar con la mujer que le da estabilidad y seguridad. Se siente feliz de poder haber contado contigo en la vida, juntos.

Este sentimiento crea una mayor sensibilidad y atracción, y una profunda admiración por su mujer.

¿Lo dudas? Tu marido está fantaseando contigo…

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus