10 frases mensajes de texto para conquistar y enamorar a un hombre

MAS ABAJO EN ESTE ARTICULO TE INCLUIMOS IMÁGENES DEL VÍDEO PARA COMPROBAR LO QUE TE DECIMOS, DA CLIC EN "CONTINUAR LEYENDO" (letras azules, mas abajo).

Canciones abiertamente satánicas o en contra del Evangelio: Starboy,  cantada por “The Weeknd”.

Antes que nada, hay que aclarar que no somos de los que andan encontrando mensajes subliminales inexistentes en todo lo que existe. Tampoco somos de lo que creen todo lo que ven en YouTube, y esperamos que tú tampoco seas así.

Pero nadie puede negar la agenda anticristo que en los últimos años parece, han redoblado sus esfuerzos y buscan atacar, humillar, ridiculizar todo lo que tenga que ver con Jesús. Es curioso que muchas veces ellos mismos, aun diciéndose ateos, promueven o apoyan religiones asiáticas o de los países árabes, pero cuando se trata del cristianismo, se enrojecen de la ira y es obvio que aplican su dinero y energía a contrarrestar el Evangelio con cada medio e instrumento que les es posible.

Ya sea como protesta contra el cristianismo, contra las iglesias, contra los pastores, contra los sacerdotes o contra el mismo Jesús. Muchas celebridades propagan su mensaje anticristo a través de la música, canciones, vídeos, películas, shows, conciertos, etc.

Olvídate de señales secretas o dibujos y simbologías escondidas. Eso no tiene ningún efecto en realidad, y tal vez, si los usan, lo hacen con el fin de lograr publicidad gratuita. Más bien el problema es que el mensaje en contra de Cristo es abierto. Todos los que escuchen sus canciones o miren sus vídeos podrán notar enseguida que están tratando de degradar la obra de Jesús, y a Jesús mismo.

Hoy queremos hablarle de un cantante muy singular que ha saltado a la fama en los últimos años, su nombre es Abel Makkonen Tesfaye, mejor conocido como "The Weeknd”.

Sus canciones en inglés son escuchadas por millones, asimismo, sus seguidores en las redes sociales se amontonan para oír lo que él tiene que decir.

Aclaramos que no hemos escuchado todas sus canciones. Solamente una en particular, después de una plática que tuvimos con algunos líderes cristianos preocupados por la juventud. Esta canción es

Starboy, o El Chico Estrella.

La canción tiene una producción excelente, y la letra y música están pegajosas. Ya sé que para muchos cristianos esto no significa nada, solo uno a veces desearía que, la música que si es dirigida a Dios, tuviese el nivel de creatividad y de calidad que tiene la música secular. A veces pareciera que los cantantes cristianos no quieren que sus canciones suenen “pegajosas” sino lo peor posible. Entre menos calidad tengan sus propias canciones, mejor es para algunos músicos cristianos (no para todos).

Supuestamente, esta canción trata de dar el mensaje que hay en el corazón de un artista que crece y salta de ser un desconocido a una fama inesperada. De repente, estar rodeado de dinero, autos, joyas, propiedad y mujeres bellas y famosas es algo que sería casi imposible de sobrellevar para un hombre normal. Según la canción, The Weeknd trata de hablarnos de su lucha interna.

Una que otra referencia a Dios y a detalles relacionados con el cristianismo. Si escuchas la letra y miras el vídeo hay una conexión inmediata, y este el mensaje que vemos, después de analizarlo detenidamente y pedir opinión de personas conocedoras:

The Weeknd es un joven que viene de una familia disfuncional, no hay nada de malo en esto. El problema es que algunos chicos - en situaciones similares- pudieran llenarse de amargura en contra de las personas que los rodean, y en vez de valorar lo que tienen, aunque sea poco, tienden a revelarse en contra de quienes procuran su bienestar.

Su familia viene de Etiopía, y según su biografía, parte de su niñez la paso en la iglesia Ortodoxa Etíope (ya viviendo en Canadá), la cual tiene sus raíces nada más ni nada menos que en la iglesia primitiva que nació de la persecución que nos narra el libro de Hechos (Etiopía también tiene un gran número de practicantes del Judaísmo, cuyas raíces vienen desde la era del rey Salomón).

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus