Beliefnet
Conocemos el limón, al eucalipto, la miel de abeja o miel pura, el toronjil y hasta el agua hirviente como expectorante. Pero muy poco hemos escuchado sobre la zanahoria como fuente de curación para las vías respiratorias. Y lo cierto es que esta hortaliza posee ingredientes que ayudan a eliminar la tos, la flema o cualquier secreción generada por los constipados o gripes en general. 

La vitamina B y C que contiene una zanahoria ayudan a prevenir las gripes de formas que jamás podríamos imaginar. Y este hecho está científicamente comprobado por médicos naturistas, quienes colocan zanahoria en sus comidas y bebidas, así como también hacen tratamientos casi industrializados, por decirlo de alguna manera, para que el consumidor de medicamentos naturales pueda disfrutar de los beneficios que ofrece nuestra amiga anaranjada.

Una zanahoria no solo protege las vías respiratorias, sino que las mantiene en óptimas condiciones, gracias a la cantidad de fósforo (que cuida las neuronas y erradica las negativas o dañinas), hierro (el cual fortalece el metabolismo y evita enfermedades), calcio (el cual cuida la aparición de fisuras en las extremidades óseas) y potasio. Este último, se encuentra en muchísimos alimentos, pero la aparición del mismo en la zanahoria, hace que cuide el sistema digestivo, por no tener que ingerir otros aditivos que quizás afecten nuestra salud. Sobre todo, cuando las defensas están bajas como consecuencia de los virus gripales. El potasio ayuda a fortalecer esas defensas atacadas. 

¿Cómo podemos beneficiarnos de los componentes de la zanahoria? Muy simple, y va más allá de su consumo masticable. Puedes beneficiarte de los componentes de la zanahoria a través de la destilación. Esta se encarga de hacer que el vapor del agua extraiga los componentes de lo que se vaya a destilar o de lo que se requiera sacar. En este caso, se deben buscar medio kilo de zanahorias y hervirlas por varios minutos. Luego, cuela, pero reserva el puré. Ojo: el agua es lo más importante de la zanahoria. Con eso, destilamos esta hortaliza y sacamos sus mejores componentes. Ese líquido anaranjado es lo que vamos a ingerir. 

Pero para darle un toque mágico, expectorante de alta gama y mejor sabor, se le añade miel. Puede ser miel eucaliptal. Pero si queremos conservar la receta original, entonces utiliza miel extra pura. 


¿Cómo se sabe que la miel es pura? Solo al voltear la botella o recipiente donde venga, y esta tarde muchos minutos en ceder por el vidrio, entonces tenemos miel pura. Ahora tenemos: Agua de Zanahoria (destilada) y miel. 

Consumimos de la siguiente manera: Diario. Una cucharada después de las comidas, puedes ingerir este preparado o jarabe de zanahoria y miel y verás los resultados casi de inmediato. El constipado cederá de una forma que quizás el toronjil o el eucalipto, no han logrado antes. Y sin aditivos químicos o industriales que puedan causar reacciones alérgicas. Por esto, esta receta se ha convertido en el mejor tratamiento expectorante del mundo. Y todo, gracias a las zanahorias. 

Gracias por leer.  Ya sabes que eres una persona bendecida por Dios, y que si sigues aferrado a El de corazón el te dara la libertad, la salud, la prosperidad y la alegria que tu necesitas, y El sabe que verdaderamente la mereces. No te menosprecies eres una buena hija, un buen hijo de Dios.

Mi tono de piel no va con el color de mis ojos, por eso yo quiero saber como aclarar los ojos naturalmente

Tengo problemas con mi vesicula y necesito remedios naturales

Y con mis problemas y achaques, esta es la mejor oración de sanidad que he encontrado

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus