Beliefnet

Conoce El Temperamento De Una Mujer Por Cómo Duerme

El abuso infantil no tiene límites. Los traumas que queda en las mentes de los niños que han sido abusados puede desencadenar tanto peligro para ellos como para los que los rodean.
 
En las películas, libros e historias, vemos muchas veces que los asesinos en serie casi siempre fueron víctimas de grandes daños psicológicos o físicos en su niñez. Desde el ignorarlos hasta el maltrato, hace que a través de los años, se forjen actitudes violentas e inesperadas. Si su conducta desde infantes suele manifestarse con la muerte de seres vivos como perros y gatos, a la larga, terminan siendo los adultos, mujeres y hombres, sus propias víctimas. Pero para Beth, quien fue una niña abusada por su padre, no todo iba a terminar así.
 
 

Ella vivía bajo un techo sin abrigo, bajo la presión de su progenitor y condiciones infrahumanas, las cuales la llevaron a cometer graves actos, tanto contra los demás como contra ella misma. El deseo de acabar con una vida era necesario, para saciar la venganza que sentía por haber recibido tanto maltrato.

El tiempo le dio la alegría de ser adoptada por una familia de costumbres religiosas que, después de ver que se estaba convirtiendo en alguien peligroso, decidieron enviarla a unas terapias especiales, que cambiaron su vida. Beth y otros cuentan la historia, la cual se asemeja mucho a una película de susto.

El abuso infantil no tiene límites, acabaría tarde o temprano con la vida de alguien o la de ella misma; pero las terapias hicieron milagros en su duro corazón. 


HAZ CLIC PARA VER EL VIDEO EN PREVENCIÓN DE ABUSO INFANTIL. MIRA CUÁN HERMOSA Y SANA ESTÁ BETH ACTUALMENTE…

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus