Beliefnet

 

“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida: 

y en la casa del Señor viviré para siempre”

 

Una vez escuché a alguien decir esta frase refiriéndose a las bendiciones de Dios en su vida: "Con una mano recibiendo y con la otra dando". El bien y la misericordia te seguirán, pero con la intención de que las pongas "a trabajar". Es decir: que las uses, que las practiques.

 

Dice en Proverbios 3:3: " La misericordia y la verdad nunca se aparten de ti; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón".

 

Si Dios hace misericordia contigo, tú, has misericordia con los demás. Incluso, si la misericordia requiere decir que “no” a lo que te piden. No vas a permitir que un niño de 5 años conduzca un auto en un camino lleno de tráfico (o en ninguno, en este caso). La misericordia significa ayudar, pero también a veces significa evitar que alguien se meta en problemas y se haga más daño. Amar, perdonar, guiar, corregir. Esto es hacer el bien y la misericordia: Dios lo hace con nosotros.


 

Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti

 

Te puede interesar:

-          Abre tus brazos a la vida                        -   Cobijado por mi amor

-          Mujer levántate                                          -   ¿A quién más iremos?

-          Un abrazo de amor y consuelo             -   Yo soy el Yo Soy

-          Cuentas conmigo                                     -   Oración por tu familia 

 

Además, ¡tienes la oportunidad de ganarte 25 canciones completamente gratis!, que de seguro levantarán tu ánimo. ¡Gánate 25 canciones gratis! Sólo tienes que contestar algunas preguntas de la Biblia. La pregunta  <6: nadie la ha podido contestar aún, ¿podrás tú? CLIC AQUÍ 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus