Beliefnet

Este padre ve como su hija crece a través del espejo retrovisor… Sí, ¡vas a llorar!

El café es bueno para algo más que solo despertarte por la mañana. Échale un vistazo a esta lista y encuentra consejos y trucos de reciclaje perfectos para que puedas disfrutar de tu café de nuevo, incluso después de que hayas terminado de tomarlo.


1.- Repelente de plagas

Espolvorear los restos del café molido alrededor de tus plantas para protegerlas contra las plagas del jardín destructivas como las hormigas, caracoles y gusanos.

2.- Absorbe olores de los alimentos

Los posos de café usados pueden ser utilizados como el bicarbonato de sodio para absorber los olores de los alimentos en el refrigerador y el congelador. Sólo tienes que llenar un pequeño recipiente abierto, colocarlo en la parte trasera de la nevera, y luego olvidarse de él durante un par de semanas, mientras que juntas más posos. Como un beneficio adicional, después de quitar los viejos posos de mal olor de la nevera o en el congelador, puedes utilizarlos como fertilizante.

3.- Tinte de oro hermoso.

Si has derramado café sobre una camisa blanca, conoces el "hermoso color oro" al que me refiero. Haz que esa molesta mancha de café sea usada para algo útil. Re-humedece los posos de café viejos y lo úsalos para teñir todo, desde plumas y telas hasta huevos de Pascua.

4.- Para exfoliar la piel

Los posos (o asientos) del café hacen un excelente exfoliante para el cuerpo. Sólo tienes que añadirlos a un poco de agua caliente o a tu aceite favorito que sea totalmente natural (¡el aceite de coco funciona muy bien!) Luego frota la piel de la cabeza a los pies para quitarte todas esas células muertas.
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus