Beliefnet

Remedio Casero Eficaz Contra La Pérdida Del Cabello. Ellos Lo Usaron Y Mira El Resultado Que Lograron En Pocas Semanas

¿Quién se acuerda de Capulina? Cuando era niño yo pensaba que “capuchino” era la versión china de nuestro cómico mexicano, “Capulina”, pero… sigue leyendo…
¿Quién se acuerda de Capulina?  Cuando era niño yo pensaba que “capuchino” era la versión china de nuestro cómico mexicano, “Capulina”, pero… sigue leyendo…

El café capuccino podría asegurar que es uno de los cafés que más solicitan las personas cuando van a un restaurant o a un sitio para charlar, el delicioso sabor y la textura cremosa lo hacen el preferido de millones de personas. 

Incluso el nombre de esta deliciosa mezcla de café con leche resulta placentero pronunciarla, de por sí denota un toque de sofisticación y de ser una receta apta solo para los paladares más finos, aunque resulte ser muy popular hoy en día.

Pero ¿de donde provino tan interesante nombre?

Pues sí, como imaginarás la palabra "capuccino" proviene del italiano "cappuccio", que en español se traduce como "capucha", palabra que está asociada tambien al hábito de los monjes capuchinos de usar capuchas.

cafe capuchino

Estos monjes capuchinos fueron un movimiento reformista dentro del movimiento de los franciscanos, quienes predicaban el regreso a la vida simple y modesta y al duro trabajo. Vestidos de manera tosca y con barbas largas cuando los niños los veían por las calles les gritaban “¡scappuccini!” lo que en español se traduce como "sin capuchas", no fue hasta 1535 cuando estos monjes serían reconocidos oficialemnte como capuchinos.


En la actualidad existen unos 11.000 miembros alrededor del mundo, y muy probablemnete el color marrón de sus tunicas sean unos de los motivos que inspiró el nombre del famoso café capuchino y al parecer tambien el nombre de los monos capuchinos.

La palabra capuchino se utilizó por primera vez en Italia para referirse a la receta del café expreso con leche en el año 1930.

Pero realmente el nombre fue dado por un escritor francés quien registró en aleman el nombre del café como "Kapuziner", quedando como primer precendente del nombre de esta exquisita receta. 
Aunque se sabe que la conexión del nombre del café con el hábito de los monjes se deba en parte al monje capuchino Marco d´Aviano, quien fue el confidente de Leopoldo I en la decada del 1680, un inflyente emperador austriaco.

Para mejor muestra hay una receta de un café capuchino de Wilhelm Tissot que data del año 1790 que lleva por nombre "KapuzinerKaffe"; en la cual se explica el modo de preparación del café capuchino: hervir el café, mezclar con la crema, agregar azúcar y algunas especies y luego volver a hervir. De ultimo vertir las claras y yema del huevo y batir nuevamente.

Y aunque la receta es netamente italiana, los italianos si aceptan que el término usado para describir éste café fue dado por los alemanes. El capuchino de hoy en dia ha sidio el resultado de la evolución que ha atravesado a lo largo del siglo 20 por las máquinas de expreso, las cuales calientan leche a una temperatura fija sin dejarla ebullir para producir la espuma y asi lograr un delicioso y cremoso Capuccino.

No sé a ustedes, pero ya se me antojo uno... ¡Gracias Italia!

Ah, pero lo bueno es que donde vivo, puedo comprar un capuchino en el supermerado de la esquina, y como existen tiendas como esta casi en cada esquina, pues, puedo tomarme 10 capuchinos antes de llegar al trabajo.

Por cierto, desde que tomo capuchino, tengo problemas para dormir. Consultaré al médico para encontrar la causa…


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus