6 Razones por las que sigues escogiendo malas relaciones

Hacer una limpieza facial en casa no es difícil. Tú puedes realizar una limpieza facial de forma rápida y con resultados profesionales. Entendemos que puedes ahorrarte esos 'chavos', si no quieres destinar parte de tu dinero en tratamientos estéticos. Tú puedes hacer tus propios tratamientos cosméticos y mantener esta rutina de limpieza una vez a la semana. Mira paso a paso cómo puedes lucir un rostro hermoso y rejuvenecido; libre de impurezas y completamente hidratado. Lo mejor es que, ¡lo harás en casa! Sigue leyendo y mira cómo puedes hacerlo.

Lo primero que debes hacer es iniciar cualquier tratamiento casero con una limpieza profunda de la piel. Para ello, necesitas de un limpiador adecuado para tu tipo de cutis. Muchos aconsejas no lavarte la cara con jabón, pero ciertamente, depende de la condición de tu piel. Existen jabones especiales y naturales de avena, pepino, zanahoria, azufre, coco, aloe vera... etc. Jabones artesanales que ayudan mucho y preparan la piel para recibir el tratamiento y garantizar que los resultados sean óptimos.

Si tu piel es delicada o muy sensible, procura en lo posible evitar jabones limpiadores que contengan alcohol o canela. Elige que tenga un pH neutro. Así evitarás cualquier irritación.
Ahora el paso siguiente de la limpieza de cutis en casa consiste en remover todo rastro de suciedad, y para ello, aplica un exfoliante facial. Es muy sencillo, solo tienes que humedecer tu rostro y aplicar en exfoliante comercial en pequeñas cantidades o puedes mezclar miel y azúcar o bien, miel y sal. A mí me encanta la segunda opción. Empieza por la frente y ve bajando por el contorno de tu cara. No olvides la nariz, pómulos y barbilla, pues estas zonas acumulan mucha suciedad.

Las personas que hablan solas son...¿más inteligentes?

Restriega el producto o el tratamiento casero que hayas preparado para exfoliar con movimientos circulares. Ejerce una ligera presión sobre la piel para conseguir que se destapen los poros obstruidos.

Nota: en caso de que no tengas miel, prepara tu exfoliante con un poco de agua.

Luego de haber hecho la exfoliación, el siguiente paso consiste en abrir los poros para profundizar más en la limpieza. Solo toma un baño de vapor, pues el calor ayuda a abrir los poros y los prepara para limpiarlos. 

Solo hierve agua, apaga el fuego y acerca tu rostro durante unos minutos. No te acerques mucho, a unos 30 centímetros de la olla para que no te quemes. Cúbrete la cabeza con una toalla y toma ese vapor por unos 10 minutos. Los vapores de agua, además de abrir los poros, relaja la piel y mejora la circulación de la sangre.

Ya tienes los poros abiertos, ahora es el momento de comenzar realmente a 'limpiar' tu cutis en casa. Vas a comenzar a extraer los puntos negros y granitos. DEBES tener las manos limpias para realizar este paso. Usa la yema de tus dedos, jamás utilices las uñas. 

Si sale algo de sangre, no te preocupes. Es un indicador de que la piel ya está limpia. Ya no tienes que seguir apretando.
Cuando termines de extraer toda la suciedad de tu rostro, aplica el tónico con un algodón. La función principal del tónico es eliminar cualquier impureza, así como también cierra los poros por completo.

Para finalizar, solo debes hidratar tu piel. Nutre tu piel profundamente con una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel. Siempre aplica protector solar, aunque estés en invierno.
¿Tienes piel grasa? Quizás piensas que, por tu cutis no tiene otro remedio que visitar las estéticas. ¿Quieres aprender a hacer una buena máscara facial para pieles grasas? Es muy sencillo. Las claras de huevo son buenas como mascarilla para piel grasa, ya que absorben el exceso de grasa en la piel. Solo tienes que hacer lo siguiente:

- Una clara de huevo
- Una cucharadita de miel
- Una cucharadita de jugo de limón
Solo debes aplicar esta mezcla sobre tu rostro y dejarla actuar durante 20 minutos. Luego lávese la cara con agua tibia. 

Mujer casi pierde las piernas por depilarse de manera que todas lo hacemos

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus