Siempre como padres estamos buscando la forma de cuidar a toda costa a nuestros hijos y nos olvidamos de lo que ellos como persona individual necesitan aprender. Terminamos haciendo todo por ellos en lugar de enseñarles a ser independientes y seguros de sí mismos. Por eso, te traemos algunos consejos para que pongas manos a la obra y puedas desarrollar esta cualidad en tus hijos.

Considera tus cumplidos hacia él

Claro, nuestros hijos jóvenes necesitan que les alentemos, ya sea que estén aprendiendo algo nuevo, como gatear, arrojar la pelota o dibujar un circulo. Pero pueden también acostumbrarse tanto a escuchar “buen trabajo” que no identifique qué cosas realmente valen la pena celebrar y le dé lo mismo hacerlo bien o mal, pues de todas formas le dirán que hizo un buen trabajo. No le premies o celebres si hizo algo que se suponía ‘debía’ hacer, como cepillar sus dientes o recoger sus juguetes; resalta aquello que es nuevo en su aprendizaje y que conlleva un esfuerzo extra de su parte.

Tu actitud siempre será tu mejor vestido 

No ‘rescates’ a tu hijo

Es natural que como padres queramos proteger a toda costa y de todo lo que pueda lastimar a nuestros hijos, pero a veces debemos dejar que cometan errores, que se sientan mal o incluso que salgan lastimados. Si hacemos todo por ellos y no les permitimos experimentar este tipo de sentimientos no lograran desarrollar emociones fuertes y todo lo que venga, por más pequeño que sea, causará un efecto de niveles devastadores en sus emociones. Si no los dejamos caerse cuando están intentando dar esos primeros pasitos sin ayuda, no aprenderán a levantarse, y mucho menos a caminar por sí solos.

Promueve el razonamiento para encontrar soluciones

Podemos enseñar a nuestros hijos cómo resolver problemas por sí solos. Si tu hijo te dice algún amiguito tomó su juguete sin su permiso pregúntale cuál entiende sería la mejor manera de recuperarlo, ¡no te apresures a ir donde el otro niño y arrebatarle el juguete! Guíale a que pueda encontrar una solución que no empeore las cosas y que, a la vez, funcione para ambos niños. 

Madre dejó sola en casa a la niña violada y asesinada para irse a bailar con su novio

Involúcralos en la ayuda a otros

Cuando los niños se sienten útiles son más confiados de sí mismos. Es bueno que tengan sus propias tareas para ayudar en casa, pero también, de vez en cuando, pedirles su ayuda en otras cosas fuera de las mismas les hace sentir más útiles y productivos afianzando más su autoestima.
 


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus