Beliefnet


Una de las extinciones masivas de organismos vivos más antiguos de la historia planetaria, ocurrida hace 420 millones de años, pudo ser provocada por el agotamiento de oxígeno en los océanos y la presencia nociva de los metales en sus aguas, según se estimó en el trabajo realizado por un equipo científico.

Las nuevas conclusiones surgen a raíz del estudio del plancton, registrado en fósiles localizados en Libia, que pertenecieron al período silúrico tardío. Es decir, los científicos se centraron en los quitinozoos, encontrando en ellos malformaciones coincidentes con altas concentraciones de metales, como plomo, manganeso, aluminio y cobre, entro muchos otros. Los especialistas denominaron a estas irregularidades "cambios teratológicos" (del griego 'theratos', que significa 'monstruo').

Así, el envenenamiento del agua con metales habría causado inicialmente cambios en el plancton, lo que afecta posteriormente a un gran número de organismos vivos. Actualmente, se verifica un anormal crecimiento de la gran cantidad de organismos acuosos, con un alto nivel de toxinas metálicas, lo que podría ser indicio de una cercanía a los niveles de la última masa de extinción en el planeta.

       

El Descubrimiento de Antiguas Puntas de Lanza Confunde a los Evolucionistas

Antigua Biblia Asegura que Jesús no Fue Crucificado ni Era Hijo de Dios
Descubren Cráneo que Podría Cambiar la Teoría de la Evolución Humana
Descubren nueva especie de delfines en Brasil

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus