Beliefnet

Acelera Tu Metabolismo Con Esta Bebida Y Pierde Kilos ¡Comprobado! (PÁGINA 2)

Cuando regresó a casa después de recibir tratamiento contra el cáncer, Clarance Blackmon, un anciano de 81 años de edad, se percató de que su nevera estaba totalmente vacía y que no tenía absolutamente nada para comer; así que llamó al 911 para pedir ayuda. 

Clarance no tiene parientes cercanos, así que cuando regresó y vio que su nevera estaba vacía, supo de inmediato que debía llamar al 911. Él le dijo al operador “Lo que usted pueda hacer para ayudarme. Yo no puedo hacer nada. No puedo ir a ninguna parte. No puedo dejar mi maldita silla".

 

Pero en vez de ignorar la llamada y dejar indefenso anciano, la operadora y la policía llevaron las provisiones de la tienda hasta su casa. 

Después de la llamada, la operadora pidió ayuda a los agentes de policía, quienes estuvieron más que dispuestos a ayudarla. Así que luego de consultarlo son su supervisora, la despachadora del 911 salió junto a los oficiales a comprar los comestibles que Clarance le había dado en una lista.

 

Sólo pidió lo suficiente para poder pasar una semana,  pero la operadora y los agentes llevaron más de lo requerido por Clarance, incluso le prepararon algunos sándwiches para que el anciano comiera de inmediato, y otros tantos para después. 

Esta llamada cambió drásticamente la vida de este hombre, quien ahora tendrá a su disposición una enfermera que cuidará de él 24 horas al día. Según Clarance, esta ha sido la respuesta de Dios a sus plegarias.

 


MIRA LO QUE HACE ESTE NIÑO POR UNOS PASTELES

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus